Saltar al contenido

4.516. Luis González Domínguez. Poniqui

Luis González Domínguez, ‘Poniqui’, nació en El Puerto de Santa María el 18 de abril de 1932, en una España atribulada donde la inestabilidad política y la crisis obrera, marcaron una serie de acontecimientos en la Ciudad y el país. Funcionario municipal en el área de Urbanismo y reconocido emprendedor en el mundo de la decoración, nos dejaba el pasado viernes 30 de octubre, a los 88 años de edad.

1932, un año difícil
El año de su nacimiento, el gobierno de la II República de España dictó diferentes normas y decretos tendentes a la normalización laica del Estado, que pasaría de confesional a laico, suprimiendo ayudas, desvinculando la iglesia de la enseñanza y otros espacios civiles que se encontraban bajo la influencia clerical. Ese año se subleva en Sevilla contra la República, el General Sanjurjo.

En El Puerto era alcalde Francisco Tomeu Navarro.  El 2 de febrero, las autoridades provinciales y locales, cumpliendo con el decreto de disolución y confiscación, procedían a clausurar el Seminario de los Jesuitas y la Casa de Ejercicios de ‘La Inmaculada’. Esta decisión trajo paro a la Ciudad y perdida económica para los comercios que vivían de abastecer y servir a la Orden. Lo mismo ocurrirá en Semana Santa, al suspender las propias hermandades los desfiles procesionales, ante el enrarecido ambiente que se vivía. Los bares, comercios, e industrias auxiliares que vivían de las procesiones, se quejaron de la pérdida de negocio, al desaparecer los desfiles.

 

| Anuncio de ‘Ultramarinos Finos’, Sucesor de Nicanor Gómez Soto, en la calle Ricardo Alcón, 14 (antes Correo) | Revista Portuense. Febrero 1932.| 

El Casino Portuense se mudaba a la calle Larga. El kiosko ’el Chico’, en el parque Ruiz-Calderón, se anuncia en la Revista Portuense ofreciendo sus afamados chocolates y buñuelos. La Antigua de Cabo era ya un asentado restaurante próximo a la Playa de la Puntilla. Muñoz Seca estrena en Madrid, ‘El corzo’, ‘Marcelino fue por vino’, ‘¡Te quiero Pepe y ‘La Oca’ mientras Rafael Alberti escribe ‘Historia de un soldado’ y ‘De un momento a otro’. Poesía e Historia’ (1932-1937). Se tardaba 45 minutos en tren omnibus, en el trayecto entre El Puerto y Cádiz. Se produce una transición en la presidencia del Racing Club Portuense: Genaro González dará paso a Bartolomé Sánchez Bela. Nace también ese año, el caricaturista portuense Juan Galarza Cabrera, afincado  en Tenerife y considerado como el padre de la caricatura canaria.

| Poniqui estaba casado con Emilia Gallardo Cuevas y tenía dos hijos, Luis y María del Carmen.

| Entre las aficiones de Poniqui desde pequeño estaba el fútbol, jugando como portero.  En la imagen podemos ver a Poniqui con sus amigos dentro de la Plaza de Toros  (su otra gran afición era la tauromaquia). Fila superior, de izquierda a derecha, Carreto, Antonio Ojeda Cantera, Joaquín, dos desconocidos, Quesada y Velázquez. Abajo, Alfonso Carreto Martín-Arroyo, desconocido, Poniqui, Monge y Rafaelín.

A ‘Poniqui’, como se le conocía popularmente, quedó huérfano de padre a los 7 años, por lo que tuvo que labrar su vida desde muy temprana edad en unos años de posguerra nada fáciles. Con tan solo 16 años entro a trabajar en el Ayuntamiento en un bodegón de la Plaza de Toros, realizando las nóminas de unos 300 obreros que estaban ejecutando la obra de la construcción de la Base Naval de Rota.

| Poniqui, en el centro de la mesa, entre el concejal Rafael Sevilla López y el funcionario municipal, Antonio Romero Castro. De pié, junto a la pared, el también funcionario Manolo García. 

Con el paso de los años, estudiando y trabajando, obtuvo el titulo de Delineante y, como tal ejerció, siendo funcionario municipal en el Área de Urbanismo hasta su jubilación, en 1997. Probablemente fue uno de los funcionarios municipales con mas años cotizados en activo: 49.

| Otra instantánea del equipo de fútbol, en un anegado campo Eduardo Dato.

Poniqui Decoración
Simultaneaba su trabajo en el Ayuntamiento como decorador autónomo. Por las tardes, después de una comida rápida y terminar su jornada laboral municipal, se dedicaba a empapelar, enmoquetar, entelar, colocar frisos en las paredes de cientos de hogares portuenses. Autodidacta, la primera vez que empapeló fue en su propia casa una pared con papel de envolver regalos. Años mas tarde llegaría la moda y el auge del papel pintado o decorado. Contaba que, en la barriada de la Vid, al terminar de empapelar un piso lo llamaba otro vecino a continuación para lo ismo y así sucesivamente, llegando a decorar bloques de viviendas enteros, ya entonces con la ayuda de su hijo Luis que hoy en día sigue con el legado profesional de su padre.

| Poniqui en su juventud fue un aclamado portero de fútbol en su equipo ‘ Zepelin’, donde llegó a parar en un mismo partido hasta 3 penaltis.

Gran aficionado a los toros como su mujer Emilia, el Gallosista, ella Currista, siempre con su abono de temporada donde discutían los dos amigablemente sobre sus ídolos del toreo, conocía la Plaza de Toros a la perfección ya que realizó innumerables planos del coso taurino, en su época de funcionario municipal en Urbanuismo.

| Dibujo del Vapor de El Puerto, realizada por Poniqui.

Personaje polifacético, trabajador incansable y muy buena persona, sacaba tiempo al tiempo, para aparte de sus dos trabajos, pintar a carboncilla, tocar el piano, arreglar mil utensilios. Era un manitas que, lo mismo hacía un mueble, arreglaba un zapato, realizaba un plano a escala, como deleitaba a la concurrencia con una melodía en su órgano y pasar el tiempo con su familia hasta sus últimos días.

| Celebrando sus 87 años con toda la familia.

Hoy descansa en paz una gran y buena persona dejando a su familia y amigos un cariñoso y agradable recuerdo lleno de numerosas anécdotas. Todos estamos convencidos que, si está sentado a la derecha de Dios Padre, estará arreglándole la silla

7 comentarios en “4.516. Luis González Domínguez. Poniqui

  1. Andrés Neva

    Un gran hombre que me trató siempre de manera inmejorable. Me llevo las charlas y las historias de su vida que me contó en varias ocasiones. DEP

  2. Pepe Amorós

    Luis y su mujer Emilia fueron grandes amigos de mis padres ,los traté desde niño ya que pertenecían a la caseta de Feria "Los Cachondos" y siempre fueron unas personas cariñosas y amables.
    Un beso muy grande para toda su Familia ,DEP.

  3. maria jesus

    Que pena Poniqui. una bellísima persona que supo nadar entre las ”tormentas” municipales. Lo siento mucho compañero.

  4. Mari Carmen Iñíguez Jaen

    Que decir de ti Luis, que te llevo en mi corazón, que me alegra muchísimo el haberte conocido, que una parte de ti está conmigo en casa, cada vez que miro el cuadro a carboncillo que me hiciste te veo y te recuerdo mientras lo pintabas sentadito en tu lado del sofá con tu regla, tu borrador y enseñándome cada paso que hacías. Esto no ha sido una despedida, sino un hasta luego, no has viajado solo, vas con los recuerdos y el cariño de toda tu familia, que han estado ahí, para que tu partida fuese tal y como tú querías, nos volveremos a ver algún día, hasta pronto (bueno no tan pronto ehhh) Poniki mil besos para ti y toda tu familia.

  5. Paco Álvarez

    Luis, te llevaste un pedacito de cada uno de tu familia, pero nos dejaste miles de trozos en nuestros corazones, buena persona en el más extenso sentido de la palabra, siempre recordaremos tantos buenos momentos vividos. Siempre te seguiremos queriendo.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido