Saltar al contenido

Ana María Baro Millán. Coser y pintar #5.406

| Texto: J.M. Morillo-León.

Ana María Baro Millán, jerezana de nacimiento y portuense por elección es una persona muy conocida, sobre todo en universo de las máquinas de coser en la provincia. Llegó a El Puerto de Santa María en 1981 con la marca donostiarra Alfa. Con su verbo fácil y su simpatía, --la sonrisa siempre en los labios--, es imposible marcharse de su tienda sin una respuesta, un consejo profesional, un carrete de hilo, un aprendizaje o una máquina de coser de las diferentes marcas que representa. Además, es una consumada pintora que estudia todos los miércoles en el taller de Cecilio Chaves, el pintor de las azoteas de Cádiz. Realizó el cartel de la Fiesta de los Patios 2022. Es miembro de la Asociación de Amigos del Yacimiento de Doña Blanca.

| En la imagen Ana María, la primera sentada por la derecha, con 16 años, con compañeras de su primer trabajo en Jerez: Confecciones Tirapili.

Ana María nació el 23 de junio de 1956 en el domicilio familiar de la calle Doctrina, en Jerez de la Frontera. Estudió primaria en la Compañía de María y el Bachillerato en el instituto Alfonso X el Sabio. Muy joven empezó a trabajar, con 16 años en la tienda jerezana Confecciones Tirapili, que ya no existe, situada en la calle Escuela.

1956

En 1956 era alcalde de la Ciudad el bodeguero Luis Caballero Noguera. Precisamente las Bodegas Caballero rifaban entre los consumidores, clientes y camareros de toda España 102 vespas, en el ‘II Gran Sorteo del Coñac Decano’ celebrado ante Notario en Madrid, en marzo de 1956.

Se inauguraba el Restaurante Venta Millán. Se creaba el Poblado de Doña Blanca, con cuyos terrenos se compensa a los agricultores propietarios de los terrenos donde se construye la Base Naval de Rota, con el proyecto denominado ‘Plan de Transformación de las Marismas del Guadalete’, que comprendía 5.500 hectáreas, disgregadas en la actualidad entre el Polígono de Las Salinas de El Puerto, el Poblado de Doña Blanca y el futuro Polígono Industrial Las Aletas (Puerto Real). A la vez, empezaba a funcionar el aeropuerto de la base naval hispano estadounidense.

En la edición de 1956 del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, al igual que en 1884, aparece la palabra ‘porteño’ definida como ‘Natural del Puerto de Santa María. La palabra ‘portuense’ no hace ninguna referencia a nuestra Ciudad. En 1899 se añadió a ‘porteño’ la condición de ‘bonaerense’.

Sus inicios en Alfa

Nuestra protagonista cambio de ocupación y en 1974, con 18 años entró a trabajar para la empresa que representaba la centenaria firma situada en Eibar (Guipúzcoa) de máquinas de coser Alfa (en 2020 celebró su centenario), como monitora para los municipios de la provincia de Cádiz y Sevilla.

| Ana María, segunda por la izquierda, en un desfile con las compañeras de Instituto.

Llegada a El Puerto

En 1981 se traslada a El Puerto de Santa María donde, con 25 años, prestará sus servicios en la Delegación de Alfa que se instala en nuestra Ciudad en la calle Cruces, junto a los bares de Chiculi y Calvario (hoy desaparecidos). Allí continúa mostrando sus habilidades y conocimientos de las máquinas de coser, enseñando su uso y comunicando con mucho acierto los avances tecnológicos que la firma donostiarra implementaba en sus productos.

| Las instalaciones de Alfa en la calle Cruces, que dejaron en 2020.

El hecho de venir a El Puerto no fue casual. Ella jerezana y su novio y luego marido, gaditano, Francisco Fernández Caballero, hacen que se establezcan a mitad de camino, y fijan su residencia en nuestra Ciudad, en la barriada del Pilar. Tienen dos hijos.

Con la llegada del IVA, en 1986, a los cinco años de su establecimiento en El Puerto, Ana María se hace autónoma y también cargo de la Delegación de Alfa, cometido con el que continúa en la actualidad. Tenía entonces  30 años.

| Fachada de Alfa Puerto, en el número 5 de la avenida de la Constitución.

En 2020, treinta y cuatro años después y en plena pandemia, se trasladó al número 5 de la Avenida de la Constitución con Alfa Puerto donde, con mucho éxito, atiende a clientes de toda la provincia en unas instalaciones mucho más amplias, desde la que imparte cursos y mantiene una tertulia casi permanente con su parroquia. Allí también resuelve cuestiones técnicas de las máquinas, ofrece servicio técnico, repuestos y complementos y, con su amena conversación da respuesta muchas dudas desde que estas máquinas simplifican el trabajo en el mundo del corte y confección, ya sean para casa, para profesionales o parra la industria.

| Vista parcial de las actuales instalaciones de Alfa Puerto.

En la actualidad, además de Alfa, todas las marcas que representa son españolas y con la garantía y repuestos de nuestro país, trabajando también con Singer, Jack, Donna, Sigma, Juki, Elna, Necchi, Janone, Bernette y Bernina. En la sede de Alfa Puerto tiene una amplia representación de los productos que representa

La Pintura

| Ana María, pintando del natural en el Castillo de la Pólvora, en la playa de La Puntilla.

Ana María es muy aficionada a la pintura. En la tienda de la avenida de la Constitución se pueden ver algunas de sus obras, donde se nota el oficio de los años usando diferentes técnicas y soportes. Los miércoles por la mañana tiene falta justificada con sus clientes ya que asiste, junto a un grupo reducido de alumnos, a las clases magistrales que imparte el pintor gaditano de las azoteas, Cecilio Chaves.

| Autoretrato realizado a lápices sobre cartulina.

"El autorretrato se define como un retrato hecho de la misma persona que lo realiza. Es uno de los ejercicios de análisis más profundos que puede hacer un artista. Implica escrutarse el rostro y conocerse hasta tal punto que la expresión que tenga en ese momento se traduzca en el dibujo o la pintura que aborda.

Un autorretrato no necesariamente implica un género realista. Tampoco implica necesariamente el término asociado a la pintura. Existe como recurso literario, muy próximo a la prosopografía y la etopeya". W.

| En la imagen, junto al alcalde de la Ciudad, Germán Beardo, durante la presentación del cartel de su autoría, --óleo sobre lienzo-- para la Fiesta de los Patios 2022, en la bodega del Castillo. El cartel, que representa el patio de Matiola en la calle San Sebastián, fue presentado por el maestro de la pintora, Cecilio Chaves.

Entre sus aficiones e intereses, se encuentra la arqueología, siendo miembro de la Asociación de Amigos del Yacimiento Arqueológico de Doña Blanca.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido