780. HIPÓLITO SANCHO DE SOPRANIS. Historias de la Historia de El Puerto.

hipolitosanchodesopranis_puertosantamariaHipólito Sancho Mayi Díez de Aux-Sopranis (Sancho de Sopranis) nació en el número 21 de la calle Palma de nuestra ciudad, el 2 de marzo de 1893falleciendo el 17 de agosto de 1964 en su casa del número 26 de la calle Luna. Combinando los apellidos de sus ascendientess utilizó con frecuencia seudónimos y criptónimos, por los que ha sido ampliamente reconocido, siendo el más habitual entre todos ellos el de Sancho de Sopranis, aunque usaría los de Rafael de Ayraldo, Sancho de Melgar, Sopranis, Senex, Pedro Hisam, Cibo de Sopranis, Cibo d'ria... Con unos y otros firmaría casi medio millar de trabajos de investigación entre libros, artículos, colaboraciones en revistas y periódicos, etc.

Como una gran mayoría de niños portuenses de la época –algunos de los cuales son hoy recordados como hombres ilustres- estudió sus primeros años como interno con los Jesuitas, obteniendo el título de bachiller en el Instituto de Jerez en 1909 y más tarde el de Teología en el seminario sevillano.

De sólida formación humanística, se licenció con las máximas calificaciones en Derecho y Filosofía, haciéndolo después en Historia, la que sería su verdadera vocación, en las universidades de Deusto y Salamanca. Esta materia y el Arte se constituirían en ejes principales de su faceta investigadora, influyendo en todos los estudios históricos sobre la comarca ya que todos los investigadores posteriores han recurrido en uno u otro momento a su extensa obra.

elpuertoyamerica_sancho_puertosantamariaÉsta abarca amplios y variados temas, entre ellos los religiosos –él conocía como nadie la orden dominica y su historia-, las épocas medieval y moderna, la historia comarcal, sobre todo la de las ciudades de Jerez y El Puerto en las que acometió trabajos tan ingentes como la elaboración de una historia de las mismas; y también artísticos, aspectos este ultimo en el que destaca la organización de la muestra del museo de la catedral gaditana y su vinculación a la restauración del Castillo de San Marcos portuense, que él realizó junto a extensos estudios del edificio. También fue quién gestó y desarrolló las visitas a los monumentos jerezanos, tan populares y célebres por su contribución al acercamiento de la ciudad a sus habitantes y a los que otorgó un reconocido merito. (En la imagen de la izquierda, portada del libro de 'El Puerto de Santa María y el Descubrimiento de América, escrito con Rafael Barris y publicado en 1926. En la fotografía, facsímil publicado por la Academia de Bellas Artes 'Ssanta Cecilia' en 1992. Hubo que pedir un ejemplar a la Biblioteca Nacional de Madrid, al no existir ninguno en las de la zona. Fue un homenaje y la recuperación de un libro para los lectores de hogaño).

hipolitosancho_libro_puertosantamaria

Acto organizado por Bellas Artes en el Castillo de San Marcos, durante la presentacion del facsímil del libro 'El Puerto y América'. De izquierda a derecha, el académico y abogado Luis Suárez Ávila, el Dr. en Historia Juan José Iglesias, Lourdes Sancho Mayi, Francisco Arníz Sanz presidente de la Academia, el Profesor Enrique Bartolomé López-Somoza y la Profesora María del Carmen Cebrián, que prologó la reedición de la obra. 1992. (Foto Colección: Francisco M. Arniz).

alfonso_X_y_el_puertosantamariaA lo largo de su trayectoria profesional recibió Hipólito diversos premios, nombramientos y condecoraciones. Entre otros, le fue concedida la Medalla de Oro de la Ciudad de Melilla y obtuvo el nombramiento de miembro de la Orden de Mehdauía en Marruecos, etc… Igualmente fue miembro de Academias como la Real Hispanoamericana de Ciencias y Artes de Cádiz o la Real de Historia de las Bellas Artes de Sevilla, y tuvo una intensa y activa participación en la fundación y desarrollo del Centro de Estudios Históricos Jerezanos, tarea esta en la que colaboró estrechamente con su fundador  Tomás García Figueras. Con este investigador jerezano le unían también temas de investigación, como los trabajos realizados en el Archivo de Jerez, su etapa africana y la publicación de sus trabajos en revistas como África o Mauritania, etc… Se relacionó asimismo con otros estudiosos como Rafael Barris, Juan de la Lastra Terry o Fernando Monguió Betcher, colaborando en ocasiones con alguno de ellos. (En la imagen de la izquierda portada del libro 'Alfonso X el Sabio y El Puerto de Santa María', editado en 1984, que recoge artículos dispersos de Sancho y que fue presentado por el invetigador y hoy director del Centro Municipal de Patrimonio Histórico, Javier Maldonado Rosso y la historiadora Mercedes García Pazos. Como afirmó Maldonado, 'A Hipólito Sancho le debemos el que sentase el conocimiento de este periodo de la historia de El Puerto sobre bases científicas).

hipolitosdanchodesopranis_2_puertosantamaria

Hipólito Sancho en su despacho de trabajo.

Personalmente, y por referencia de quienes tuvieron la fortuna de compartir su amistad, Hipólito Sancho era un hombre profundamente religioso, de carácter silencioso y modesto. Tan solo poseía una única ambición, investigar y escribir, a lo que dedicaría con ahínco toda su vida recopilando cuidadosamente documentación para sus trabajos. Muchos de ellos quedaron reducidos a simples apuntes y meticulosas notas que no tuvo tiempo de desarrollar a pesar de su fecunda e incansable carrera.

hipolitosancho_amontillado_puertosantamariaImpartió clases entre otros centros, en la Academia Poullet en la calle Cruces,  en el Instituto de Jerez y en el colegio los Marianistas de dicha ciudad; trabajó en el Archivo y Biblioteca Pública Municipal. Fue secretario General del alcalde de El Puerto, Antonio Rives Brest, en 1939. Cronista Oficial de El Puerto, por nombramiento de 13 de febrero de 1939, finalizando su vinculación con la instiución municiapl en enero de 1941. Fue el responsable de la imagen actual que presenta el Castillo de San Marcos y de su restauracion y hemos de señalar, además, que estuvo en los negocios de la vinatería, tan propios de El Puerto, en una aventura empresarial familiar, una de cuyas etiquetas mostramos en la imagen de la izquierda.

hipolitosancho_placa_puertosantamaria

Tras su muerte en 1964, fue nombrado por el Ayuntamiento Hijo Predilecto de la Ciudad, a título póstumo --en El Puerto, como casi siempre, todo ocurre después-- como reconocimiento a toda una vida de laborioso trabajo. Algunas de sus investigaciones serían superadas o sujetas a nuevas interpretaciones pero no que fuese quien sentase las bases para muchos estudiosos que vendrían después.

En 1981, siendo concejal de cultura del Ayuntamiento Antonio Muñoz Cuenca, se le tributó un reconocimiento público, colocando una placa en la casa de la calle Luna donde murió, dentro de los Actos Conmemorativos del Séptimo Centenario de la Carta Puebla. Al acto asistieron sus hermanas, Lourdes y María Teresa Sancho

hipolitosancho_casa_puertosantamaria

Casa número 26 de la calle Luna, donde vivió sus últimos años el investigador Hipólito Sancho.

En 1982 la Fundación Municipal de Cultura de El Puerto convocó el 'I Premio de Investigación Hipólito Sancho' para niños y jóvenes sobre temática local. Los premiados recibirían los reconocimientos en la Feria del Libro del mismo año decicada al erudito desaparecido.

En 1989, a los 25 años del fallecimiento del investigador, la Academia de Bellas Artes 'Santa Cecilia' recibió los derechos de propiedad intelectual de toda la obra de Sancho.

hipolitosanchodesopranis3_puertosantamaria

En 1992, la Academia de Bellas Artes 'Santa Cecilia' le dedicó, el 23 de abril, el Día del Libro

En 1993, el Ayuntamiento de la Ciudad, a instancias de quien fuera su concejal de cultura en aquellas fechas, Juan Gómez Fernández, le tributó un homenaje con motivo del centenario de su nacimiento en forma de exposición conmemorativa. Fueron muchas las entidades y personas que se sumaron y colaboraron con aquella muestra. Podemos citar entre otras a su hermana Lourdes Sancho, Pablo Antón Solé, Ramón Bayo, Valerio Marín, la familia Poullet Ramírez, Gonzalo Zaragoza.

En cuanto a instituciones colaboraron el Ayuntamiento de Jerez, el Archivo Histórico Provincial de Cádiz, el Archivo de la Iglesia Mayor Prioral, el Archivo Municipal, la Biblioteca Municipal de El Puerto y el de la de Jerez, Safa San Luis, Centro de Estudios Históricos Jerezanos, Comunidad de Jesuitas de El Puerto, el Instituto Padre Luis Coloma de Jerez, el Museo de la Catedral de Cádiz, el Instituto de Estudios Canarios, el Museo Histórico Municipal de Cádiz, la Academia Hispanoamericana de Cádiz de Ciencias y Artes, Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, Academia de San Dionisio de Jerez, el Seminario de San Telmo de Sevilla y la Unversidad de Deusto.

historiadelpuerto_sancho_puertosantamariaHISTORIA DEL PUERTO DE SANTA MARÍA. Desde su incorporación a los dominios cristianos en 1259 hasta el año mil ochocientos. Ensayo de una síntesis.

(En la imagen de la izquierda, portada de la edición de 1943).

El mérito de Sancho de Sopranis fue haber sido el primero en ilustrar los orígenes del Puerto de Santa María a partir de la riquísima información contenida en algunas de las hermosas cantigas de Alfonso X el Sabio. En el capítulo segundo, analiza la primera repoblación del Puerto, así como la carta - puebla otorgada por Alfonso X el 13 de diciembre de 1281. En el capítulo tercero, Sancho de Sopranis, vuelve a echar mano de las Cantigas para referir la predilección de Alfonso X hacia el Puerto de Santa María. En los capítulos IV y V se pasa revista a un breve etapa durante la cual el Puerto fue señorío de la Orden de Santa María de España (1272 - 1280). El capítulo VI se dedica con un gran lujo de detalles, a las relaciones entre Colón y el Puerto. Los cuatro últimos capítulos de la I Parte los dedica Sancho de Sopranis a la organización municipal y eclesiástica de la villa, para concluir con una reconstrucción de la vida y fisonomía de la villa en torno a 1498. A la Edad Moderna, Hipólito Sancho dedica los libros II, III y IV. El primero se centra en el siglo XVI, dentro de la que destaca su vinculación con el mundo atlántico. En el libro III aborda una dilatada etapa que tiene su comienzo en los albores del XVII y concluye en 1729.

LHP-5-1El libro IV, El Iluminismo, quizás el título menos afortunado tiene su inicio en la incorporación del Puerto a la Corona, coincidente con la estancia en la ciudad de la familia real de Felipe V, cuyos pormenores relata Sancho. No olvida Sancho en las páginas que dedica al siglo XVIII, efectuar un repaso a la vida religiosa de la ciudad. Parcas son en cambio las páginas dedicadas a la vida económica local, con las que remata la obra y que ofrecen un sumario testimonio de la roturación de alrededor de doscientas aranzadas de arenales para viñas, la ruina de las salinas y el desarrollo comercial. La síntesis de Hipólito Sancho se completa con unos nutridos apéndices dedicados a las magistraturas portuenses durante la Edad Moderna, que vienen acompañados de sendos índices onomástico y toponímico. (En la imagen, portada del libro, edición 2007).

Del libro “Bibliografía y recuerdo de Hipólito Sancho de Sopranis”, de Fernando Toscano de Puelles, editado por aquellas fechas y del catálogo de la exposición de 1993 se extrajeron los datos que conforman esta nótula.

11 comentarios en “780. HIPÓLITO SANCHO DE SOPRANIS. Historias de la Historia de El Puerto.

  1. Maria

    Me gustaría poder contactar, con algún algún descendiente directo de Hipólito, residente en El Puerto de Santa María o Jerez de la Frontera.

  2. alberto boutellier

    Don Bernardo, gracias por las aclaraciones. Este medio de información,no solo nos aclara multitud de dudas, sino que además permite el que exista una corriente de comunicación entre convecinos descubriendo facetas insospechadas. Reciba un cordial saludo

  3. Bernardo Rodríguez Caparrini

    Sr. Boutellier:
    El historiador Hipólito Sancho de Sopranis y el arquitecto Félix Sancho de Sopranis Favraud pertenecen a distintas ramas de la misma familia. El padre del historiador, que se llamaba Hipólito Sancho García, era primo hermano del abuelo paterno del arquitecto Félix Sancho, que se llamaba Alfonso Sancho Mateos.
    Saludos

  4. Ana María

    No, don Alberto, Cuco era Sancho de Sopranis, como don Hipólito. Es hijo de un primo de Don Hipólito. Tengo que decirle que Don Hipólito era soltero y no tenía hijos.
    Por lo demás, debo felicitarle por su exquisita prosa y sus acertados cometarios. Entro de cuando en cuando, en su blog.

  5. C.P.S.

    Ya me estrañaba que de esta persona tan sabia se hubiese escrito tan poco en estas páginas.
    Yo le conocí y traté bastante cuando ya era mayor, me dió clases en verano de los suspensos de tercero y cuarto de bachiller y yo que pensaba en aburrirme, fué una delicia, que explicaciones, era un libro abierto pero ameno , me enteraba de todo, lo mismo de matematicas que latín, que era lo que llevaba mas crudo.
    Me daba clase en su despacho biblioteca, yo decia que hasta en el techo tenia libros, me dejaba verlos y te contaba historias preciosas.
    No me cobraba nada por darme las clases, mi madre le conocia mucho de ir todos los meses a cobrar la mensualidad de un local que
    nos tenia alquilado, creo que los propietarios eran los duques de Medinaceli, (o me equivoco), que por entonces también lo eran del Castillito y otros palacetes que eran casas de vecinos y D, Hipólito era administrador de estos señores.
    Siempre me he acordado de esas clases magistrales que recibí y a veces se lo he referido a mis hijos´
    Yo creo que el era soltero, vivia con dos hemanas muy cariñosas también, y al menos una creo era soltera o quizás las dos.
    En aquellos tiempos cuando una hermana se quedaba soltera, algún varón también lo hacia, para protegerla en todos los sentidos, fisico y económico, ocurrió lo mismo con un tio mio el tio Luis, (Péculo)
    que algunos recordaran.
    Ahí queda mi gran y bonito recuerdo para D. Hipólito Sancho, bueno y sabio de verdad de verdad.
    Un Saludo a mis gentes.
    Conchita..

  6. Bernardo Rodríguez Caparrini

    Sr. Boutellier:
    Se refiere Ud. sin duda a Félix Sancho de Sopranis Favraud, hijo de Félix Sancho (de Sopranis) Peñasco y de Germaine Favraud. Fue, efectivamente, arquitecto, y en familia le llamaban "Cuco". Era sobrino de mi abuela Mercedes Sancho Peñasco.
    Un saludo

  7. Lector Empedernido

    hipolitosanchodesopranis_capilla_aurora

    A Juan Gómez Fernández hay que felicitarle por muchas cosas durante su etapa de concejal de Cultura del Ayuntamiento de El Puerto. Dirigió una concejalía con una sensibilidad exquisita. Habría que sacarlo aquí cuando deje la política y se distancie de lo que representa, hoy, IP.

    Entre otros logros, el de crear la Biblioteca de Temas Portuenses, cuyos números 1 y 2 fueron dedicados a Hipólito Sancho.

    Como dicen en esta nótula y viene en el libro primero de dicha colección: "En 1989, a los 25 años del fallecimiento del investigador, la Academia de Bellas Artes ‘Santa Cecilia’ recibió los derechos de propiedad intelectual de toda la obra de Sancho."

    Pero lo curioso fue que, en 1993, al publicar el segundo libro, "Un Centro Cultural del Siglo XVIII. La cofradía y Escuelas Pías de Nuestra Señora del Rosario de la Aurora", no pidieran permiso --estaba claro que no le iban a cobrar nada-- a la Academia de Bellas Artes, depositaria de los derechos de Sancho.

    ¿No lo sabía? ¿No había leído el primer libro de la biblioteca donde viene esta disposición realizada ante notario y en tiempos de Javier Ollero como presidnete de la entidad cultural?

    Bueno, imagino que se enteraría cuando, años después, y después de dejar la política de gestión, llegara a ostentar la presidencia de la Academia de Bellas Artes.. Un periodo también muy fructífero, todo hay que decirlo.

  8. alberto boutellier

    Recién llegado a El Puerto allá por 1975, una Semana Santa, me desplacé con mi mujer al Monasterio de Piedra, (Zaragoza) y visitando aquella maravilla, al pié de una de las cascadas, había una pareja haciendo unas fotos, entablamos una conversación simple, le dijimos que vivíamos en el Puerto de Sta.Mª, y se llevó un gran alegría. Yo soy del Puerto, nos dijo,me llamo Sancho Sopranis (no recuerdo el nombre), pero vivía en Madrid. Nos dijo, creo, que era arquitecto, se ofreció a hacernos una fotografía y quedó en enviárnosla. Pensamos que fué un ofrecimiento por cumplir, pero a los 15 o 20 dias, recibimos un reportaje con la foto en distintos tamaños, más bonita que tenemos mi mujer y yo juntos. Estamos seguros que debía ser un hijo de D. Hipólito, por la simpatía, la seriedad y el magnifico dominio de la cámara. Sirva desde aquí esta anécdota, como mi homenaje al ilustre personaje que hoy encabeza GDP.

Deja un comentario