1.189. ELENA DE WINTHUYSSEN Y URRUELA. Una antigua familia portuense.

Elena de Winthuyssen y Urruela nació el 18 de febrero de 1852 en El Puerto de Santa María siendo la mediana de tres hermanos: Pastora, su hermana mayor  y Felipe, el pequeño y que murió joven y soltero.

Su padre, Juan de Winthuyssen Martínez de Baños, nació el 18 de agosto de 1819 y fue capitán de fragata; hijo de Pedro de Winthuyssen y Bustillo, natural del Real Arsenal de la Carraca, que fue capitán de Caballería y Caballero de Paja de S. M. el rey Carlos IV y que casó en la parroquia de San Martín de Madrid con Felipa Martínez de Baños. Ambos abuelos paternos de Elena. Su madre, Inés de Urruela y Barreda, nació el 21 de agosto de 1822 en Cádiz y fue la pequeña de una familia numerosa; el padre de ésta José Julián de Urruela y Casares, nacido el 7 de enero de 1780 en la Nueva Guatemala de la Asunción era hijo de Gregorio Ignacio de Urruela y Angulo natural de la villa de Retes, Álava, que  se trasladó a Guatemala en 1774 a bordo de una fragata y se casó allí, en 1779, con María Josefa de Casares y Olaberrieta, hija, ésta, de padres españoles.

Embarcó, Julián, en 1802, con destino España junto a José Frayle y Jorro, con la intención de fundar una casa de comercio en Cádiz que respondería al nombre de URRUELA HIJOS Y JORRO. Es en Cádiz en donde se unió en  matrimonio con la onubense Pastora Barreda Ortiz de Zarate y con la que tuvo seis hijos.

En los años treinta del siglo XIX se trasladaron a El Puerto, donde Julián fijó su residencia en el número 75, por aquel entonces, de la calle Larga, actualmente conocida como ‘Palacio de Winthuyssen’. De fachada barroco tardío con alguna referencia neoclásica y de interior ecléctico, donde se combinan diferentes estilos, neogótico, neoclásico y mudéjar por unos preciosos arcos lobulados localizados en algún que otro salón. Allí mismo viviría Inés de Urruela con su marido Juan de Winthuyssen y tendrían a sus hijos. El 13 de agosto de 1845 falleció Julián y pocos años después su esposa. En 1865 pasaron a vivir los Winthuyssen Urruela a un anexo de la mansión con el número 9. Irían con ellos dos sobrinos de Inés y primos de Elena: Julián y Olimpia García de Polavieja y Urruela. /En la ilustración, óleo de Juan de Winthuyssen.

En febrero de 1880, contando Elena con 27 años de edad, casó con el Maestro Mayor  Titular de Obras del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María: el jerezano  Miguel Palacios y Guillén, nacido en 1841; poseedor éste del título oficial de la Escuela  Superior de Arquitectura de Madrid además de ser perito agrimensor y tasador de tierras. Los recién casados se trasladarían ese mismo año al nº 14 de la calle Diego Niño en donde nacerían sus seis hijos: los hermanos Palacios Winthuyssen, fijando, poco mas tarde y definitivamente, su residencia en el número 6 de la Avda. Rodrigáñez, al final del Paseo de la Victoria, en las inmediaciones del Monasterio de la Victoria.

 

En la foto familiar tomada en el número 6 del Paseo de la Victoria, aparecen reunidos en primer lugar y en un extremo sentado, don Miguel Palacios y Guillén y su nieta Elena Palacios Muñoz-Seca y en el otro extremo doña Elena de Winthuyssen y de Urruela. De izquierda a derecha y de pie: doña María Teresa Muñoz Seca, tras don Miguel, le siguen a ésta su hermana Antonia Muñoz Seca, su marido don Manuel y hermanos de éste, don Antonio y doña Pilar Palacios Winthuyssen; doña Catalina Beigbeder y Gallegos y su marido don Pedro Nolasco Palacios Winthuyssen posando junto a Elena, su madre. A la izquierda de don Miguel, su cuñada Pastora de Winthuyssen y de Urruela siguiéndole un jesuita amigo y vecino de la familia que esta sujetando a dos de los nietos del matrimonio y doña Olimpia García de Polavieja y de Urruela. En el suelo Manuel Palacios Muñoz-Seca junto una prima suya. La foto la tomaron con la gruta, de fondo, que otro hijo de doña Elena y de don Miguel les hizo. 22 de octubre de 1914.

El 27 de noviembre de 1899 perdía Elena a su madre a la edad de 76 años y tres años mas tarde, en 1902, a la edad de 83 años, a su padre, el ya retirado capitán de fragata, que viviría sus últimos años en la casa de la calle Diego Niño.

 

Sepelio aparecido en la Revista Portuense en 1925.

En su nueva residencia al final del Paseo de la Victoria, sobre la que ya escribí con el título de “La huerta de tía Pilar”, (nótula 857 en GdP) pasaría el matrimonio formado por Elena y Miguel el resto de su vida. El 12 de octubre de 1925, a los 74 años de edad, fallece Elena de Winthuyssen y Urruela. (Texto: J. Manuel Rguez Gay-Palacios. 'Juan de Winthuyssen').

8 comentarios en “1.189. ELENA DE WINTHUYSSEN Y URRUELA. Una antigua familia portuense.

  1. jose r manzano

    La anécdota la encontré de otra forma en Internet en:
    http://comentandolotodo.blogspot.com.es/2009/03/no-sabia-leer-y-ya-me-sabia-de-memoria.html

    Y dice así:
    "D. Pedro vivía en una casa de Madrid donde atendía la portería un encantador matrimonio al que profesaba autentico afecto.
    .
    Falleció la mujer y a los pocos días el marido, más de pena que de enfermedad,pues era un matrimonio profundamente enamorado.
    .
    El hijo de los porteros se dirigió a D. Pedro y le pidió que redactara un epitafio para honrar su memoria. Del corazón de Muñoz Seca surgieron estos versos:
    .
    Fue tan grande su bondad,
    tal su generosidad
    y la virtud de los dos
    que están, con seguridad,
    en el cielo junto a Dios
    .
    Corría 192.... y en aquella época era preceptivo que la Curia diocesana aprobara el texto de los epitafios que habían de adornar los enterramientos, así que D. Pedro recibió una carta del Obispado de Madrid para que modificara el verso, puesto que nadie, ni siquiera el Obispo, podían afirmar, de un modo tan categórico, que unos fieles hubieran ascendido al cielo sin mas.
    .
    D. Pedro rehizo el verso y lo remitió a la Curia del modo siguiente:
    .
    Fueron muy juntos los dos
    el uno del otro en pos
    donde va siempre el que muere
    pero no están junto a Dios
    porque el Obispo no quiere.
    .
    Nueva carta de la Curia. Tras recriminar al autor lo que cree, con toda razón, que es un choteo de Muñoz Seca, le exige una rectificación ya que no es el Obispo el que no quiere, sino que es nuestro libre albedrío el que nos lleva al cielo o no.
    .
    Así que D. Pedro remata la faena escribiendo un verso que jamas colocó en enterramiento alguno porque la Curia jamas le contestó:
    .
    Vagando sus almas van
    por el éter, débilmente,
    sin saber que es lo que harán
    porque, desgraciadamente,
    ni Dios sabe donde están.

  2. jose r manzano

    Quiero conectar con j manuel rguez g-palacios porque en algún lugar he leído que es pariente del genial escritor Don Pedro Muñoz Seca. He recibido recientemente una presentación en pps, de título "GENIAL MUÑOZ SECA", en la que se refiere una anécdota más de la inventiva de este hombre y desearía enviársela -tal vez la conozca-, pero no sé cómo hacerlo, pues no tengo facebook -no me gusta este medio aunque reconozco su utilidad.
    ¿Cómo podría hacerlo?
    Gracias,

    j r manzano

  3. Iñigo de Barreda y Barreda

    Como sobrino tataranieto de Pastora Barreda Ortiz de Zárate por su hermano José Antonio me gustaria completar la genealogia descendente de los Urruela y Barreda, si tuvieras datos te quedaria muy agradecido

  4. antonio palacios beigbeder y de winthuyssen

    José Manuel:
    Muy bien, pero sabes fui yo quien te orientó y te facilité la documentación histórica familiar y genealógica de miis antepasados familiares que portaron en vida mis cuatro primeros apellidos: Palacios Beigbeder De Winthuyssen y Gallegos, saparando tú los que nos son comunes, tales son: Palacios y De Winthuyssen, sin hacer constar, ni ahora, ni en el Libro acerca de la vida de mi abuelo Miguel Palacios y Guillén.
    Me parece, al menos, poco ético.

  5. cecilia

    Enhorabuena! Juanma me ha encantado de principio a fin y....gracias por recordarnos de donde venimos. Un abrazo

  6. J.Manuel Rguez.Gay-Palacios

    He de rectificar que solo el padre de Mª Josefa Casares y Olaberrieta era español,don José Salvador de Casares y Berra; su madre, doña Manuela de Olaberrieta y Retana era natural de Guatemala, aunque si era ésta de padre Español y madre guatemalteca y descendiente de Bernal Díaz del Castillo, uno de los conquistadores de Mexico y Guatemala.

  7. M. Isabel

    Un estupendo e interesante relato de la familia me ha encantado y como siempre pienso lo importante que es dar a conocer nuestras raices, enhorabuena,Chico y te animo a que sigas investigando.

Deja un comentario