2.805. Ángel Urzáiz Cuesta. Adoptado como vigués, moría hace 90 años.

angelurzaizcuesta___puertosantamaria

Hace 90 años, el 1 de mayo de 1926, fallecía en Madrid el portuense Ángel Urzáiz Cuesta (ver nótula núm. 546 en GdP), abogado, periodista y político --llegó a ser tres veces ministro de Hacienda-- que incentivó el desarrollo comercial del puerto de Vigo y promulgó la fusión de los ayuntamientos de Vigo y Bouzas. Ayudó a los empresarios de conservas a fomentar su negocio en una época complicada. Se casó con Adela Cadaval, del Pazo Cadaval en el Concello de Nigrán (comarca de Vigo, Pontevedra).

Pocas personas influyentes dejaron en Vigo tanta huella y durante un largo periodo de tiempo. El 1 de mayo de 1926, hace 90 años, falleció Ángel Urzaiz Cuesta después de una larga enfermedad. La noticia se conoció en la ciudad de inmediato y el Faro de Vigo le dedicó un reportaje en la portada del periódico. En la amplia reseña, publicada varios días después, se detallaba el trabajo que había desarrollado este gaditano nacido en El Puerto de Santa María. Las autoridades locales de aquella época lamentaron la pérdida de un hombre que había defendido los intereses de la ciudad en Madrid con tanto afán e interés.

pazocadavalurzaiz_

Pazo de Cadaval-Urzáiz. Feligresía de S. Félix de Nigrán. Vista de la fachada posterior

Nació en 1856 y pronto se instaló en la capital de España. Procedente de una familia adinerada, se formó como abogado y periodista. Pero también inició su carrera como político. Estuvo varios años en Cuba hasta que España perdió la soberanía sobre la isla. Su vinculación con Vigo se concretó cuando se casó con Adela Cadaval y Muñoz, señora del Pazo de Cadaval. Uno de sus hijos, Joaquín, también realizó un amplia carrera política y llegó a ser ministro. En Nigrán existe todavía una majestuosa edificación en la que se puede encontrar la escalinata principal construida en 1688 y una capilla de 1655. En esa casa residió durante algún tiempo antes de afincarse en Madrid. Pero los veranos los pasaba en ese lugar.

Ángel Urzáiz se comprometió también con Vigo. Al menos lo demuestra el gran esfuerzo que realizó para el desarrollo de la ciudad. Fue diputado liberal durante casi treinta años y también Ministro de Hacienda. En este puesto tuvo graves problemas, ya que era persistente en sus ideas y planteamientos. Fue uno de los hombres que ayudó de manera especial al desarrollo del puerto vigués. Concedió muchas ayudas y subvenciones para realizar obras, sobre todo para ampliar las instalaciones y los muelles.

angelurzaiz_vigo_puertosantamaria

Ángel Urzáiz, tercero por la izquierda en la fila inferior, durante un homenaje de los conserveros vigueses.

Apoyo a las conservas
Pero también será recordado por su relación con los fabricantes de conservas. Desde su cargo, incentivó la compra de hojalata en el extranjero. Este elemento era clave para el desarrollo del negocio que se iniciaba. Las compras de este material fuera de España eran mucho más asequibles. Por ello, recibió muchas críticas y también presiones. Pero nada le hicieron cambiar su planteamiento. Fueron tres años, entre 1906 y 1909, cuando se ganó otra vez la confianza del pueblo vigués.

Antes tuvo tiempo para desarrollar otro proyecto que se puede considerar como histórico. Inició e incentivó la fusión de los ayuntamientos de Bouzas y Vigo. No le resultó una tarea sencilla. Algunas voces, incluso dentro de su propio partido liberal, se mostraban contrarios. Sin embargo, la fusión se realizó. Fue el 1 de mayo de 1904 cuando se publicó el documento oficial. Con el proceso en marcha, en el mes de octubre de ese mismo año se formalizó la unión de manera definitiva.

Ángel_Urzaiz_,_de_Christian_FranzenPero la polémica siguió.
La corporación viguesa estaba compuesta en aquella época por 22 concejales. A ellos se sumaron ocho procedentes de Bouzas. Estos últimos tomaron posesión de su acta, pero nunca más volvieron a aparecer por los plenos en señal de protesta. Fueron amonestados varias veces, pero decían una y otra vez que no tenían ninguna capacidad de decisión en el gran ayuntamiento que se había creado. Mostraban, de esta forma, su frontal rechazo a una iniciativa que consideraban perjudicial y deshonrosa para ellos.

Ángel Urzáiz Cuesta también fundó un periódico en Vigo y fue nombrado senador vitalicio en 1922. Dicen que renunció a ser ministro en la etapa final de su vida. Antes de fallecer, recibió el homenaje de la ciudad, de sus empresarios y también de las autoridades locales. Su legado todavía es hoy visible en muchos lugares. En Cádiz, su provincia natal, y en El Puerto de Santa María, hay calles y plazas que llevan su nombre. También en Nigrán. Y por supuesto en Vigo, donde una de las vías más céntricas le rinde tributo. /Texto: A.L.

Deja un comentario