3.683. Hernán Díaz Cortés. El alcalde que más tiempo gobernó desde la fundación de El Puerto: 15 años

Hernán Díaz Cortés ha sido una figura clave en la vida de El Puerto de Santa María en la historia reciente de nuestra Ciudad. Aclamado por un gran número de portuenses, denostado por otros, no dejó a nadie indiferente, y para unos El Puerto experimentó una importantísima transformación durante sus mandatos como alcalde (1991-2006), para otros por el contrario fue una época repleta de sombras. Para la prensa, era una fuente de noticias y titulares, y para los partidos tradicionales un azote que le permitió hacer hábiles piruetas políticas en beneficio de El Puerto que desconcertaban a la oposición. Inhabilitado para ejercer cargo público por la justicia por el caso ‘Fuentes’, aún con un largo rosario de pleitos pendientes de su etapa política, manifiesta que He pagado un precio demasiado alto por los 15 años que estuve de alcalde, y los más perjudicados han sido mi familia y mi salud”. Considera que un alcalde “se debe arriesgar rozando los límites de la ley para hacer cosas por tu tierra”. Imbatible en las urnas, dejó la alcaldía por sentencia judicial. El legado de su gestión pasará a la historia tras ser el regidor que más tiempo ha ocupado el sillón de la alcaldía desde que El Puerto fuera fundado en 1281.

| En esta casa, donde estuvo la popular tasca Casa Lucas y en la actualidad, reformada Copistería HIVA, vivió Hernán Díaz Cortés.

Hernán nació en El Puerto de Santa María el 19 de septiembre de 1940, en el número 112 de la calle Larga. Hijo de Antonio Díaz González y Carmen Cortés Laural, el matrimonio tuvo 13 hijos: Pepe (+), Carmen --Cauchi--, Milagros --Hermanita de los Pobres--, Hernán, Santiago, Antonio (+), Consuelo --monja en las Esclavas--, Aurora (+), Eugenia --reside en Madrid--, Pilar, Javier, María de los Ángeles –reside en Sevilla— y Cristina. De jóvenes, los hermanos José, Hernán y Santiago crearon el anagrama, JHS de doble significado. Su padre llegó a manifestar que, al menos uno de sus hijos se dedicaría a los negocios, otro sería religioso o religiosa y otro a la política, pero ese no sería Hernán. Obviamente le falló su prospectiva.

El niño Hernán inició sus estudios en el Colegio ‘La Divina Pastora’, en la calle Luna, en la primera planta y entresuelo sobre Ultramarinos ‘La Giralda’, donde coincidió con Fernando y Benito Gago; luego continuó su formación en la escuela de Alfonso Cárdenas ambos en la misma calle Luna. Hizo el curso de Ingreso en la que fue casa de Elías Ahúja, hoy Centro Cultural Alfonso X ‘el Sabio’ y realizó el bachillerato en el Instituto Santo Domingo, --coincidió con Clemente Berros, Antonio Ariza, Bernal, y otros-- donde le detectaron problemas de falta de atención debido a problemas de visión, prescribiéndosele el uso de gafas que llevará a partir de ese momento de forma continuada.

1940

En 1940 fue alcalde de la Ciudad Ramón Barba Ordóñez. La población censada era de 22.264 habitantes, mientras que la del tristemente célebre Penal del Puerto, alcanzaría los niveles de doblamiento más altos de su historia: 5.479 reclusos, cinco veces más que durante la Guerra Civil. Ese año, el ex presidente del PSOE, Ramón Rubial, permanecía encarcelado en dicho recinto. La cofradía de la Flagelación, fundada un año antes en San Joaquín, realizará su primera salida procesional. El domingo 28 de febrero de 1940 se jugó un partido en el campo portorrealeño de Carretones, entre el equipo de dicha localidad Juventud Artística Deportiva contra el Guadalete F.C. de El Puerto.

Rafael Alberti zarpaba de Marsella, con María Teresa León, rumbo a Argentina donde intelectuales y artistas los recibían. La Editorial Losada le publicaba Poesía (1924-1939). Hipólito Sancho publicaba su libro 'La colonia portuguesa en El Puerto de Santa María en el siglo XVI. Notas y apuntes inéditos'. Se estrenaba en Madrid, 'Las cuatro paredes', de Pedro Muñoz Seca, en el Teatro de la Comedia y se publicaba su obrita: 'La tonta del rizo'.

El abuelo de Hernán, edil republicano

Según el investigador Antonio Gutiérrez Ruiz, el abuelo materno de nuestro protagonista, José Cortés Bilbao fue edil de la corporación municipal durante la II República --casado con Milagros Laural Díaz, beata confesa--, fue un personaje singular en una época igualmente curiosa. Dada la religiosidad de su esposa, que le insistió en la cuestión, se colocó un mosaico de azulejos representando al Corazón de Jesús en la puerta del Ayuntamiento de la plaza de Isaac Peral, algo contrario a los principios republicanos que propugnaba el laicismo en edificios civiles públicos.

| Azulejo que estuvo instalado sobre el dintel de la puerta principal del Ayuntamiento a instancias del abuelo materno de Hernán Díaz.

Insólito fue que, durante muchos años, siendo teniente de alcalde, gestionó el cambio de nombre de la calle San Bartolomé, en honor del beato mártir, por el de “Bartolomé Laural”, en similitud con el apellido de su esposa. Años después, el 15 de agosto de 1936, tras el golpe de estado, rectificaron el callejero y volvieron a dejar la calle de San Bartolomé con ese nombre, a secas.

| Detalle parcial del callejero, donde la calle San Bartolomé, recupera su nombre, aprobado el 15 de agosto de 1936.

801. BARTOLOMÉ DÍAZ ‘LAUREL’. ¿El Beato mártir de El Puerto?

El Beato Bartolomé Díaz ‘Laurel’

La abuela de Hernán, se creía familiar del Beato Bartolomé Díaz, alias “Laurel”, mártir franciscano al que la Archidiócesis de Sevilla, primero y después el Obispado de Jerez le atribuyen naturaleza portuense, aunque oficialmente está reconocido como mejicano, nacido en Morelia. Sostiene el investigador Antonio Gutiérrez que ‘Laurel’ parece un apodo; su hipótesis es que el padre del beato posiblemente fuera de El Puerto, marinero de profesión y realizase sus labores en un tipo de naves llamadas ‘laurel’, de ahí su apodo que trasladó a su hijo, nacido en México, donde migraría. Seguramente porque la abuela de Hernán, Milagros Laural, nació y se crio en una casa de calle San Bartolomé –arriba del bar ‘El Cafetín-, y tener sus dos apellidos Laural y Díaz, el primero muy similar y el segundo idéntico al que por entonces no se dudaba fuese un santo varón y mártir de El Puerto de Santa María, beatificado en 1897, estaba convencida era familia suya, y visitaba con frecuencia la capilla de San José, en la actual Basílica, donde afirmaba estaban los restos de su pariente, al que rezaba con fervor, pegada a su reja casi a diario.

La Librería-Papelería Cortés, la única en El Puerto en aquellos años, estaba situada en la calle Luna donde hoy existe una agencia de viajes; perteneció a la familia de su abuelo materno, donde de forma habitual se celebraban tertulias republicanas en la trastienda de dicho establecimiento.

De estirpe de relojeros

 

| Antonio Díaz González. | Óleo de Torres Brú.

Su padre, Antonio Díaz González, nacido en una parroquia gallega de la provincia de Pontevedra que ya no existe, llegó muy joven a El Puerto de Santa María tras la Guerra Civil para incorporarse en el negocio familiar que tenía un tío abuelo de nuestro protagonista, de nombre José Díaz. La relojería estaba en la calle Cánovas del Castillo, luego Luna, 38 donde instaló el taller y venta de relojes, muy cerca de la Librería Cortés, calle abajo por la misma acera cruzando la calle Nevería. Un gran letrero que anunciaba el reloj Bulova, presidía la entrada.

Allí se encontraban prestigiosas marcas, además de Bulova, Dogma Prima, Cauny, Longines, Cyma. El negocio familiar mantenía los grandes relojes de la Ciudad: Iglesia Mayor, Plaza de Toros, Ayuntamiento, además de los que se conservaban en las casas de más prestigio. La familia Suano, padre e hijo, eran los operarios del taller.  Los hijos de Antonio Díaz se harán cargo del negocio que abrirá más adelante en la calle Larga quienes, crean nuevas líneas de negocios: joyería, trofeos, placas…

Comercial en Madrid

Hernán se inicia en el mundo del trabajo en el negocio de la relojería familiar. Hace el servicio militar en la Base Aérea de La Parra, en Jerez de la Frontera, donde coincide con otros portuenses: Antonio Ramírez, Reina... Tras los 18 meses de voluntario, en 1961 se traslada a Madrid donde trabajará como comercial de una conocida marca de electrodomésticos, viajando por España en representación de dicha firma. Al finalizar ese periodo regresa al negocio familiar, dedicándose a cuestiones comerciales.

| Los novios, Hernán Díaz y Mercedes Cantos, a la salida de la Iglesia de San Sebastián de Puerto Real.

La familia

Con el tiempo se independiza e instala una relojería en Puerto Real, villa en la que conoce a la que será su mujer, Mercedes Cantos Pulido, con la que contrae matrimonio en la vecina población --llevan 52 años casados-- y con quien tendrá tres hijos: María del Carmen, Yolanda y Hernán. Más tarde amplía el negocio y se traslada a la villa de Rota donde, en la plaza Barroso, establece una nueva relojería, finalizando su etapa de relojero de vuelta a la empresa familiar en El Puerto, en la que fue necesario que arrimara el hombro por una enfermedad que mantuvo hospitalizado a su padre durante dos años.

| Hernán, durante el bautizo de uno de sus hijos en la Prioral.

La política. De Alianza Popular al PP. Concejal

A pesar de que su padre hubiera sentenciado que su hijo Hernán no se dedicaría a la política, lo cierto es que ingresó en la Alianza Popular que fundó en 1976 Manuel Fraga Iribarne, cuando entra en la Corporación Municipal en el segundo pacto de gobierno con el PSOE sostenido por los populares, tras la moción de censura de 1986. Ostentará la Delegación de Vías y Obras durante parte del mandato municipal de 1987-1991 con el socialista Juan Manuel Torres Ramírez como alcalde. En ese ínterin, Alianza Popular se transformaría, en 1989, en Partido Popular y expedientan a Díaz Cortés, por facilitar luz y agua a viviendas ilegales, “por cuestiones humanitarias”. Hernán abandona el PP tras efectuar una reclamación a la comisión de garantías de su partido,  al no recibir respuesta, sin esperar la resolución del expediente.

| Fila superior, de izquierda a derecha, Ramiro Cerezo, Juan Manuel Armario alcalde de Arcos, el vicepresidente del gobierno con Aznar, Álvarez Cascos, Indalecio Rábago y Manuel Pérez Blanco. Fila inferior, Teófila Martínez y Hernán Díaz.

Hernán Díaz se dio a conocer –y de qué manera—en este periodo, actuando como un concejal de a pie, atendiendo desde la que hasta entonces era considerada una concejalía de tercera, a cualquier ciudadano, asociación de vecinos o entidad de cualquier índole que solicitara su colaboración, incluso buscando subvenciones de particulares y empresas para barrios y colectivos. Realizaba trueques: si una empresa necesitaba de la colaboración municipal, a cambio la compensaba, por ejemplo, facilitando materiales de obras a una asociación de vecinos para que éstos hicieran una mejora de su barriada por sus propios medios. Eran otros tiempos. Aquello le daría una popularidad tremenda, además por ser especialmente resolutivo, arropando y arropado por el personal de Vías y Obras.

Una anécdota, y hubo varias de este tenor, fue que Hernán se comprometió a que se derribaría el muro de la huerta de los Jesuitas, en la calle Valdés lanzando un órdago ante los medios de comunicación. “Si no está el ensanche para el primer día de Feria, dimito”. Por supuesto, la mejora de la vía se realizó en plazo y Hernán descubrió a los portuenses, con motivo de la Feria, una nueva visión de la citada calle. Y fue ganando adeptos en la ciudadanía.

827. JUAN MANUEL TORRES RAMÍREZ. Tercer alcalde de la Democracia.

Aquel fue un mandato municipal muy convulso –lo relatamos en la nótula de Torres Ramírez-- donde hubo dimisiones y abandonos en todos los grupos creándose un gran Grupo Mixto en el que se integraría Hernán Díaz, cuando abandonó el Partido Popular, pero no el acta de concejal, permaneciendo en el Ayuntamiento.

El nacimiento de Independientes Portuenses (IP)

 

| El Bar Jamón, en la calle Capillera. | Colección Restaurante Bar Jamón.

En 1990 Hernán vivía en el Egido de San Juan, en la glorieta Juan de Austria. Por su cercanía, eran sus lugares de tertulia frecuentes el restaurante bar Jamón, que entonces estaba en la calle Capillera y la Peña de Cazadores, de la que fue socio fundador, en la calle San Juan. En el primero fraguaron el futuro partido Independientes Portuenses, Hernán junto a Juan Gómez Garzón como impulsores del proyecto, aunque éste último no entró en el mismo, pero sí su hijo, Juan Gómez Fernández. En la barra del bar, en conversaciones informales se le fue dando forma al proyecto político para El Puerto junto con el propietario del establecimiento, Pepe Fernández Sánchez, Miguel León Ortega, Eduardo Moreno Zamorano, Javier Camacho, Enrique Moresco, Paco Pérez y otros que conformaron la primera lista, buscando crear un partido que ofreciera alternativas al desarrollo de la Ciudad, maltratada –según la visión de ellos- por las formaciones políticas convencionales.

La Asociación de Comerciantes del Centro (ACOCÉN) apoyaba esta iniciativa independiente y los principales comercios asociados hicieron una aportación individual de 50.000 pesetas de la época, cada uno, además del crédito solidario que pidieron de un millón de pesetas al Banco de Jerez para sufragar la campaña electoral.

| De izquierda a derecha, Andrés Jiménez, director; Antonio Jiménez, presidente; y Antonio León, consejero delegado de Tele Puerto a finales del milenio pasado.

Tele Puerto

Algunos de estos comerciantes serían los que integrarían el consejo de administración de la televisión local ‘Tele Puerto’, aliados durante muchos años del futuro alcalde, aunque hubo una ruptura, por divergencias en el seno de la televisión con la línea editorial. Hernán lamenta que, pasados los años: “El Puerto no consiguiera una licencia para tener una televisión propia”, coincidiendo con la etapa de una portuense, Tily Santiago, al frente de la Dirección General de Medios de la Junta de Andalucía.

Amarillo y Verde

El asesoramiento del empleado municipal Antonio Caraballo Crespo fue clave para que Hernán conociera los entresijos de la organización municipal, quien, a pesar de su militancia en el PSOE, ayudó al fundador de IP en su nueva etapa. Se dio la circunstancia que, finalizando el mandato municipal del socialista Torres, los nuevos camiones y vehículos de la limpieza pública y mas adelante los autobuses públicos que se presentaron poco antes de las elecciones municipales, por primera vez aparecieron pintados de amarillo y verde. Eran los colores corporativos del recién nacido partido IP los que, al poco tiempo y ya con Hernán en la alcaldía se usarían con profusión como colores oficiales de la Ciudad. Durante década y media presidieron muchos actos de la vida pública de El Puerto. Caraballo dejaría, en el nuevo gobierno al principio de la era de Hernán, el Área de Medio Ambiente para dirigir técnicamente el Área de Gobierno, Organización y Fomento.

Otras personas “con los que me asesoré fueron el Oficial Mayor del Ayuntamiento, Federico Aguirre; el Jefe de Compras, Miguel Llorca o, fuera de la casa consistorial, el que fuera presidente de la Academia de BBAA, Enrique García-Maíquez”.

| Hernán Díaz es felicitado por el alcalde saliente tras la toma de posesión en junio de 1991. | Foto: Jorge Roa.

1991-1995. Independientes al poder

Independientes Portuenses gana las elecciones por mayoría minoritaria, con Hernán Díaz Cortés que ocupará la alcaldía gobernando en solitario los seis primeros meses hasta que, en enero de 1992 firma un pacto de gobierno con el PSOE. Juan Manuel Torres Ramírez dimitiría de concejal al no obtener la portavocía con los votos de su propio grupo político, que pasó a ocupar el siguiente en la lista y luego Primer Teniente de Alcalde, Luis Benvenuty; en sustitución de Torres entró en la Corporación Josefa Andrades. José Antonio Navarro, Primer Teniente de Alcalde socialista en el anterior mandato fue apartado del pacto. Durante aquél mandato se desmontó la Cruz de los Caídos en la plaza de Cristóbal Colón.

| Hernán, en los primeros días de alcalde, en su despacho de la plaza del Polvorista. | Foto: Jorge Roa.

| Al poco de acceder a la alcaldía se entrevistó con el alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, en el consistorio jerezano. Hernán no tuvo buena sintonía con el regidor de la vecina población.

La primera nómina

Con el bastón de mando en la mano, Hernán Díaz pensó en cuales serían los problemas con los que se encontraría cuando se sentase en el despacho de la alcaldía. Tras la toma de posesión en junio de 1991, comprobó que sólo quedaban en la caja del Ayuntamiento 900.000 pesetas en una entidad bancaria. Y había que pagar la nómina de los funcionarios el día 25. Convocó a los altos técnicos municipales y conoció que existían deudas con el Ayuntamiento con ejecuciones de sentencia que no se habían llevado a efecto. Una era de una Orden religiosa, por valor de 85 millones de pesetas. Se puso al habla con dicha Orden y les conminó a que, si en tres días no estaba depositado el dinero en el Ayuntamiento, lo haría público, ya que no podría pagar a los trabajadores. La Orden religiosa consignó la mitad de la deuda en efectivo y la otra mitad, presentando un aval.

La hacienda municipal se actualizaría, aumentando los impuestos, poniendo al día la carga impositiva y los censos de contribuyentes, así como recuperando terrenos y bienes que habían sido ocupados por empresas tanto en el casco antiguo como en Valdelagrana, para conseguir financiar la gestión e inversiones que vinieron.

| En el Mercado de Abastos, acompañado por su primer Teniente de Alcalde, Miguel León y el Delegado de Bienestar Social, Juan Bocanegra Muñoz. Hernán entrega un reconocimiento al empresario Juan Manuel Barrero Marchena, último presidente que tuvo Tele Puerto. | Foto: Fito Carreto.

Se levantaba temprano, a las 5 de la mañana y, libreta en mano, iba anotando las deficiencias que veía en las barriadas para, a continuación, al iniciarse la jornada laboral a las 7 de la mañana en el Departamento de Vías y Obras, despachar con el encargado general de obras del Ayuntamiento, Francisco Camacho y el jefe de alumbrado, Paco 'el electricista'. Mas tardes con miembros de su equipo y técnicos buscaba el resto de soluciones a los problemas que veía a diario.

Decretos de blanqueos de fachadas

Otra de primeras medidas que adoptó a su llegada al despacho de la alcaldía, fue la firmar decretos de resanado y blanqueo de fachadas del casco histórico, que estaban en un estado deplorable. Dio instrucciones en Urbanismo para que fueran notificados los propietarios de viviendas del centro, sin echar cuenta que su madre era propietaria de varias fincas, que le supusieron un importante desembolso económico, ya que, si no se hacía por la propiedad, lo haría el Ayuntamiento subsidiariamente. La madre, un día que se cruzó con él, le dio una bofetada en plena calle, recordándole que su decreto de alcaldía, le había costado un buen pellizco económico. Con el tiempo se arreglaría esta desavenencia.

| En su primera Feria Internacional de Turismo en Madrid, FITUR 1992. De izquierda a derecha, el pintor portuense Fernández Sevilla, Fernando Gago, concejal de Turismo, Hernán y José Antonio Romero, gerente de Romerijo.

En este periodo, Hernán Díaz logra poner en marcha proyectos de mejora de la Ciudad que, históricamente, estaban atascados bajo la gestión de anteriores gobiernos, especialmente la variante de Rota y otros de importancia, como veremos más adelante.

| Fernando Gago con Hernán Díaz en una reunión en el Hotel Monasterio. Gago dimitiría como concejal del PSOE, presentándose por las listas de IP en la siguiente convocatoria electoral.

Pasando el frío de la oposición, Rafael Gómez Ojeda por IU y Francisco del Castillo, por el Partido Popular. Diego Utrera y Basilio Lloret, que accedieron como concejales del PA, no entregaron sus actas y permanecieron en el grupo mixto al pasarse al PAP de Pedro Pacheco. El pacto con los socialistas se rompe un año antes de finalizar las elecciones, pasando Fernando Gago del PSOE al grupo mixto y dimitiendo de concejal antes de las elecciones, al anunciar su compromiso con IP para las siguientes municipales. En este mandato fallece Antonio Requena, concejal popular, que es sustituido por Carlota Benjumeda Abreu y dimite de su cargo Alejandro Moreno, del mismo partido.

La buena gestión de los independientes, que pasarán de tener 8 a 16 concejales en el siguiente mandato, le hará tener un periodo de cómoda mayoría donde empezó a construir las que serían las líneas maestras del futuro de la Ciudad.

| Hernán, victorioso, aupado como los toreros por los militantes de IP, celebra el triunfo electoral en plena calle Luna, donde estuvo un tiempo la sede del partido.

1995-1999. Primera y única mayoría absoluta de la democracia

Hernán Díaz revalida el sillón de la alcaldía con Independientes Portuenses, produciéndose, por primera vez en la historia de los nuevos Ayuntamientos democráticos, en nuestra ciudad, que un partido obtenga la mayoría absoluta con Hernán Díaz Cortés de nuevo como primer edil, con 16 concejales. El PSOE sufre un descalabro pasando a tener dos concejales con Luis Benvenuty a la cabeza, e IU, de nuevo con Rafael Gómez Ojeda.

| Debate electoral entre Hernán Díaz y el candidato socialista Luis Benvenuty. | Foto: Fito Carreto.

| De izquierda a derecha, el gerente de Impulsa El Puerto, Pepe Gijón, el concejal Pedro Pablo Lamadrid, el gerente del IMUCONA, Antonio Caraballo, el inmobiliario José Luis Jiménez, Hernán y detrás, Enrique Moresco. | Foto: Fito Carreto.

Pasará a liderar la oposición con el PP, el gaditano afincado en El Puerto, Rafael Vallejo. Marisa Montes, concejal de IU pasará un año antes de finalizar el mandato, al Grupo Mixto afiliándose al Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI).

| El entonces ministro de Obras Públicas, José Borrell, durante la inauguración de la variante El Puerto-Puerto Real y el Acceso Sur a nuestra Ciudad, en 1996. | Foto: Fito Carreto.

1999-2003. Pérdida de la mayoría absoluta

IP pierde la mayoría absoluta pasando de 16 a 10 concejales, pero permaneciendo Díaz Cortés en la alcaldía. El avance experimentado en el primer mandato, no fue juzgado así por los portuenses, que consideraron que con la mayoría se habían realizado actuaciones impulsivas que no beneficiaron a la Ciudad. Miguel León no se integra en el grupo municipal de Independientes Portuenses, inaugurando el Grupo Mixto. La pinza de la oposición contra Hernán, fue patente.

| Candidatura de IP a las elecciones municipales de 1999.

El PSOE, con Consuelo Gamero de alcaldable obtendrá cuatro concejales --en el PSOE se adujo que fue debido a una fractura interna en el partido la pérdida de votos--; IU estrena líder, Ignacio García, azote de IP a lo largo de dos mandatos, y el Partido Popular rescata como número uno a un antiguo militante que habrá sido parlamentario andaluz y luego diputado nacional: Aurelio Sánchez Ramos. Se produce un estrangulamiento a la política de IP, haciendo un pinzamiento entre los partidos de la oposición a la política de los Independientes. Juan Vaca Ramos y José Antonio Español, entraron por el PA, acabando con disputas que inexplicablemente llegaron hasta las manos.

| De izquierda a derecha, el presidente de Diputación Rafael Román, Hernán Díaz saludando al Consejero de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Francisco Vallejo, el Delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Francisco Menacho y el Subdelegado del Gobierno de la nación, Cesar Augusto Braña, durante la inauguración de la variante. | Foto: Fito Carreto.

| De izquierda a derecha, Consuelo Gamero, Enrique Moresco, Ignacio García de Quirós, Hernán Díaz, Juan Carlos Rodríguez, Pedro Pablo Lamadrid y Fernando Gago, en el inicio de unas obras públicas.

2003-2006. Revalidación en la alcaldía

Durante este mandato continúa Hernán Díaz al frente de la alcaldía, con mayoría minoritaria, gobernando con el apoyo del PSOE, con responsabilidades de gobierno, desde el principio de este nuevo periodo de gobierno municipal. Consuelo Gamero obtiene de nuevo cuatro concejales y ocupará la Primera Tenencia de Alcaldía que abandona 13 meses antes de finalizar el mandato, cediendo su puesto a Ignacio García de Quirós. Aurelio Sánchez por el PP e Ignacio García por IU completan las cabeceras de lista por sus respectivos partidos.

| Hernán, en una comparecencia ante los medios en la alcaldía.

Inhabilitación

A partir de las 11 horas del día 21 de julio de 2006 Hernán Díaz Cortés era inhabilitado para cargo público por un delito de prevaricación, con sentencia firme 508/05 de 2 de noviembre de 2005, del Juzgado de la Penal nº 4 de Cádiz, causa que se seguía desde hacía años, sustituyéndole en el cargo el 2 de agosto de 2006, Fernando Gago García, del mismo partido.

El alcalde sabía unos días antes que la sentencia estaba al llegar, reunió a los concejales del equipo de gobierno y cargos de confianza, informándoles que en breve se produciría el pronunciamiento judicial: la sentencia saldría a la luz y decidió coger sus vacaciones. Pero aun así estaba a pie de obra. Tenía un interés especial porque se terminase la colocación de la puerta de caoba del Hospitalito, procedente de un derribo y no quería marcharse sin dejar aquello resuelto. La llamada de su abogado, Felipe Meléndez comunicándole la sentencia, le cogió allí.

El fin de Independientes Portuenses

A los nueve meses de su cese se produce un relevo en la presidencia del partido y se celebran elecciones en el mismo, presentándose dos candidatos: Juan Gómez y Silvia Gómez, obteniendo ésta última la titularidad del partido. Hernán entregó documentos, cuentas y saldos y pasó a ser un militante más. El partido se integraría en una plataforma provincial de partidos independientes, luego pasaría a llamarse Ciudadanos Portuenses hasta su disolución e integración en el partido de Albert Rivera.

| El relevo de Hernán Díaz en Independientes Portuenses.

En la actualidad, Hernán Díaz está apartado de toda actividad política, aunque está al tanto de lo que ocurre en la Ciudad y tiene respuesta a cualquier pregunta sobre la gestión municipal. Muchos ciudadanos le preguntan qué hubiera hecho en tal o cual circunstancia e, incluso ha tenido alguna reunión a instancias de alcaldes que le sucedieron, con petición de consejo incluida.

Principales logros

Durante sus mandatos, el desarrollo urbano de la localidad, además de una mejora de las infraestructuras de comunicación, generaron un interés cada vez mayor por la Ciudad y su entorno como lugar de veraneo o segunda residencia. La red viaria había mejorado mucho en los últimos años resolviendo problemas históricos en cruces, como en la rotonda de las Velas a la entrada de la Ciudad por Pozos Dulces, recientemente derribada durante las obras del parking. Hernán Díaz ha valorado que “aquél monumento se podría haber trasladado a otro emplazamiento, dado que eran piezas que encajaban entre sí”.

¿Huelga General?

Para hacer alguna de las obras públicas que El Puerto tenía paralizadas desde antiguo y que eran responsabilidad de administraciones superiores, tuvo que amenazar a los dirigentes del Ministerio de Fomento con una huelga general. Aquel amago hizo que las obras se desbloquearan rápidamente. Algo parecido sucedió con el desdoblamiento de la Nacional-IV a su paso por nuestra Ciudad.

| Este tenebroso aspecto presentaba el denominado Cruce del Oasis, nombre tomado de la Sala de Fiestas que allí hubo donde hoy se encuentra el restaurante El Faro de El Puerto, que sería reformado durante el gobierno independiente. | Foto: Rafa. Archivo Municipal.

Las inversiones realizadas por el Ayuntamiento como entre otras el Cruce del Oasis y las actuaciones en las vías interurbanas, con el concurso de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento trayendo el enlace entre la variante de Rota y las autovías y autopistas Madrid-Cádiz y Jerez-Los Barrios, supuso un avance tras años de atascos en los accesos a El Puerto. Además, estaban en fase de redacción una nueva Estación de Tren y un apeadero a la altura de Valdelagrana, que se inaugurarían dos años después de su marcha, en 2008 y otra de autobuses, que todavía no ha visto la luz.

| El Parque del Vino Fino, recuperando una zona descuidada a la entrada del casco histórico. Hernán se opuso a que se construyeran viviendas en dicha ubicación.

A la cabeza de las ciudades de Europa en metros cuadrados de espacio verde por habitante

Hernán hizo una apuesta firme por la creación de zonas verdes y parques urbanos. Los grandes parques que se dibujan en el interior del área urbana colocaron a El Puerto a la cabeza de las ciudades de Europa en cuanto a metros cuadrados por habitante, como el Parque Europa, el Parque del Vino Fino, el Parque Antonio Álvarez, pequeñas plazoletas como la del Profesor Enrique Bartolomé y otros que quedaron sin nominar en la Costa Oeste y en otras zonas en expansión. No gustó la remodelación que hizo del Parque Calderón y tuvo un fuerte enfrentamiento con colectivos y ciudadanos en general por la remodelación de la Plaza de Isaac Peral por mor del parking que llevaba en su programa electoral. Los ecologistas, colectivo conservacionista, opinaban que se estaban talando muchos árboles

Oferta Educativa Municipal complementaria

Durante su mandato se desarrollaron políticas educativas adelantando efectivo a la Junta de Andalucía para construir colegios. Se creó una Oferta Educativa Municipal con una gran variedad de programas que complementan aún hoy en la actualidad, la formación de los alumnos portuenses.

| Archivo Histórico Municipal en el edificio San Luis.

La Ciudad de los Cien Palacios

La rehabilitación de obras arquitectónicas históricas se convirtió en uno de sus objetivos. El Puerto se conoce como la Ciudad de los Cien Palacios. Se recuperaron y restauraron edificios como el Colegio de los Jesuitas, sede de las dependencias de Cultura y Fiestas y del Archivo Histórico Municipal, donde estudió Rafael Alberti, la casa de este último, sede de su Fundación, el antiguo Hospital de Mujeres del siglo XV, que sería Museo Municipal, y varias casas palacios ocupadas por dependencias municipales, tales como el Palacio de Valdivieso, sede de Urbanismo, el Palacio de Araníbar, con el tiempo sede de Turismo, el Palacio de Purullena, la rehabilitación de la propia sede del antiguo Ayuntamiento, o de la casa de Elías Ahúja para el Centro Cultural Alfonso X ‘el Sabio’ y sede de la Biblioteca. La casa que se rehabilitó para edificio de oficinas de SERECOP hoy El Puerto Global.

Y una rehabilitación modélica de una casa de vecinos en la calle Larga, esquina con Federico Rubio. Algunas de estas obras no las llegó a inaugurar, pero en general estuvieron muy avanzadas o terminadas, y/o pendientes de su apertura.

| Al principio de su mandato, ayudando a descargar cajas de los fondos de Rafael Alberti que estuvieron en depósito en un bodegón de la Plaza de Toros.

Las fundaciones culturales y las publicaciones

A la ya citada Fundación Rafael Alberti, en la que Díaz tuvo un interés especial apoyando la figura del poeta en los últimos años de su existencia. A la inauguración de la sede y la reforma en la calle Santo Domingo asistieron los Reyes de España y la Infanta Elena, respectivamente, así como el presidente del gobierno, José María Aznar, además de otras personalidades del mundo de la cultura y la política, le visitaron en su casa de las Viñas. Hernán luchó con la Diputación para recuperar el legado del poeta.

| Con el poeta universal, Rafael Alberti, con la salud ya muy deteriorada, una de las últimas fotografías de Hernán con último miembro vivo de la Generación del 27.

A ello se suman la creación de la Fundación Poeta José Luis Tejada, la Fundación Pedro Muñoz Seca, la Fundación Manolo Prieto. Gobiernos posteriores se desentenderían, salvo de la de Alberti, del resto de fundaciones, dedicándole escaso interés.

Se creó un Servicio Municipal de Publicaciones editando un gran número de libros de temática local, publicando primeras ediciones o reproducciones de obras de interés portuense, agotadas.

La Fundación Pérez Bruschetti y Cármen Pérez Pascual

Durante su mandato se activó el legado de la Fundación Pérez-Brushetti, esposo de Carmen Pérez Pascual quien dio el nombre de la benefactora durante muchos años a la calle Santa Clara. La Fundación, muy activa en Játiva (Valencia), no lo fue así en la parte que le correspondía a nuestra Ciudad y parece ser que en la actualidad tampoco. Nuestro Ayuntamiento prestó escasa atención a los derechos que le corresponden, como co-patrono, salvo en la época de Díaz Cortés.

El Festival de Teatro de Comedias

Muñoz Seca acabaría dando nombre al teatro que Hernán no llegó a inaugurar, pero del que fue impulsor, pero eso sí, crearía el Festival de Teatro de Comedias ‘Pedro Muñoz Seca’ que se celebra durante los veranos en el patio porticado del Colegio San Luis Gonzaga, cedido para la ocasión, con obras de primer nivel que, con el tiempo y tras sus mandatos, se vieron reducidas en calidad y en número.

| En 1998 se dedicó la Feria, por primera vez, a un territorio. En aquella ocasión fue a Madrid, con cuyo alcalde, José María Álvarez del Manzano, y Adriano García-Loygorri y Ruiz-Golluri, oriundo de El Puerto y a la sazón teniente de alcalde madrileño, posan con Hernán Díaz Cortés.

La Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino

Como impulso de la Ciudad del Vino Fino, con actividades complementarias: exhibiciones de arrumbadores, vinos a la venencia, tiradas especiales de catavinos, exposiciones,… apoyando la promoción y asociación de la imagen del Vino Fino con El Puerto de Santa María. Se iniciaron las dedicatorias a diferentes territorios españoles, siendo las que más éxito alcanzaron, las dedicadas a Galicia y a Santander. Hernán se preocupó, en aquel entonces que los únicos caldos que se consumieran en la Feria fueran Vinos Finos, llegándole a prohibir al representante de manzanilla apodado como ‘el Bienhecho’, la comercialización de dicho vino.

| Instantánea de Fito Carreto en la última corrida celebrada a plaza partida el 14 de julio de 1995.

La Feria Taurina

La Real Plaza de Toros cogió verdadero auge con la celebración de la Feria Taurina, acaso el principal evento taurino en su conjunto del sur de España durante el verano. El espaldarazo vino con la inauguración del Palco Real, al que asistió Juan Carlos I, la recuperación de la corrida y novillada, a plaza partida, y otras acciones de promoción taurina.

| Hernán Díaz y Rocío Jurado.

Una anécdota que se recuerda tiene su aquel. Con todo el papel vendido para una corrida con José Ortega Cano, tanto el presidente de la Real Plaza como los veterinarios, echaron para atrás uno de los toros y todos los disponibles como sobreros, por lo que había que suspender la corrida. Hernán se imaginó el escándalo que se podría haber generado y avocó para así la presidencia de la Plaza para, haciéndole caso al mayoral, dar por bueno el toro que estaba previsto. Una vez hecho esto, reintegró la presidencia a Fernando Gago. Aquél toro obtuvo, en la corrida, todos los triunfos. Tiempo después, Ortega Cano, acabaría siendo rey mago en la Cabalgata de Reyes, en El Puerto.

| La infanta Cristina, el actual Rey Felipe VI, el presidente del Real Club Náutico, José María Escribano y Hernán Díaz, en la inauguración del palo de señales del citado centro deportivo.

Deportes Náuticos

El Puerto se convirtió en la Ciudad de la Vela dado el ingente número de eventos deportivos náuticos que se celebraban en las diferentes instalaciones náuticas portuenses, con el espaldarazo de la familia real que participaban como deportistas o espectadores en dichas pruebas y el hoy Rey de España, Felipe VI.

Las empresas municipales.

Tres fueron las empresas municipales que, con diferentes cometidos se crearon al principio de sus mandatos y que fueron ampliamente remodeladas al finalizar el gobierno independiente:

Suvipuerto. Creada para la construcción de viviendas dignas a precios razonables, llegándose a entregar más de 1.000 unidades habitacionales, siguiendo la estela de Manuel Rebollo Laínez, aquel gerente que fue del Patronato de la Vivienda ‘Ntra. Sra. de los Milagros.

Serecop. La empresa municipal de recaudación que luego ampliaría sus cometidos y que, al incluirse la gestión recaudatoria en la Diputación Provincial, sería remodelada como El Puerto Global, durante el mandato como alcalde de Enrique Moresco. 

Impulsa El Puerto. Empresa de Desarrollo Local y promoción de suelo industrial de calidad, para industrias tecnológicas y logística, creando bastante suelo en el Parque Comercial e Industrial Las Salinas, construidos en unas antiguas marismas desecadas. La promoción de la industria turística fue otro de los cometidos de la sociedad municipal. Se levantó un edificio como Centro de Lanzamiento Económico, sede de Impulsa, el Area de Fomento y nido de empresas.

Viviendas ilegales

En 1991 vivían en nuestra Ciudad 69.663 habitantes de hecho y cuando finalizó su etapa en el Ayuntamiento El Puerto de Santa María tenia 83.101 habitantes. A su llegada a la alcaldía había 3.500 viviendas ilegales y a su salida se habían sumado 1.200 mas. Un hecho cosnstatable es que las viviendas ilegales y la proliferación de urbanizaciones, despoblaron el centro histórico.

| Vista aérea de construcciones ilegales en Pinar de Coig. | Foto: La Voz.

Para Hernán, “la justicia es el poder de la razón”.  El hecho de otorgar luz y agua, mediante un documento firmado por él a viviendas construida sin licencia “sin perjuicio de las obligaciones legales que correspondieran”, le atraería mucha popularidad por parte de los beneficiados mientras que los vecinos ‘con papeles’ veían una arbitrariedad en aquellas decisiones.

| Vista aérea de asentamientos ilegales en Chiclana de la Frontera.

Hernán consideraba que las razones humanitarias estaban por encima de tecnicismos. La primera autorización que dio fue a una mujer, enferma de cáncer, que necesitaba tener unos medicamentos en el frigorífico y sin luz aquello era imposible. Además, estaban las cuestiones de los pozos ciegos y los de agua potable, que acababan contaminados. Para Díaz Cortés, la Constitución amparaba el derecho a una vivienda digna interpretando de aquella manera dicho derecho. Estaba convencido que actuaba en conciencia, sobre todo mirando para poblaciones de nuestro entorno, como Chiclana de la Frontera, donde el fenómeno de las construcciones ilegales era mucho mayor que en El Puerto.

Lo cierto es que hoy día con la legalización de 4.300 viviendas irregulares de anteriores mandatos de diferentes alcaldes, la localidad extenderá la red de saneamiento y servicios, quintuplicando así su superficie. Las administraciones de ámbito supramunicipal ya han dado plácet.

| Francisco González Cabaña, a la sazón presidente de la Diputación, hablando con familiaridad con Hernán Díaz, Diputado de Turismo y apoyo en la Diputación del gobierno socialista.

Diputado Provincial y Turismo

Fue Diputado Provincial, ostentando la responsabilidad de Turismo, apuntalando en pacto de gobierno con el PSOE al frente de la institución provincial. La Diputación se portó con El Puerto, primero con los hábiles regates que le hizo Díaz a los presidentes Román y Cabaña, después, ganada su confianza, en una franca colaboración de los socialistas con la Ciudad, con programas de desarrollo para El Puerto de Santa María.

| Stand de El Puerto de Santa María, montado por Impulsa El Puerto, en Fitur 1998.

Como Diputado de Turismo apoyó la industria turística de la provincia en general y de El Puerto en particular. Aún se recuerda como ‘pisaba fuerte’ El Puerto en FITUR, con stand propio patrocinado por Impulsa El Puerto, proyectando una imagen de fortaleza junto a ciudades de la costa malagueña o comunidades autónomas. También sería su hija, María del Carmen Díaz Cantos, concejala en el Ayuntamiento con IP, diputada provincial, la que ostentaría en otro periodo la Vicepresidencia del Patronato Provincial de Turismo.

| Coincidiendo con sus mandatos se celebraron en El Puerto de Santa María, diversas ediciones del Congreso Andaluz de Ciencias Penales, donde se presentaban las novedades legislativas en dicha materia. El organizador era Felipe Meléndez, --el abogado que contrató el ayuntamiento en los tiempos de Juan Manuel Torres para la defensa de un proceso contra el equipo de gobierno, y con el tiempo el abogado del ex alcalde en los procesos judiciales-- que aparece entre Hernán Díaz y la Subsecretaria de Justicia, Margarita Robles, hoy ministra de Defensa.

La Justicia

Díaz Cortés interpreta y se reafirma que un alcalde debe “andar en el filo de la navaja en la toma de decisiones y arriesgar”. Esa frase le define. Inhabilitado para ejercer cargo público por la justicia por el caso ‘Fuentes’, aún con un largo rosario de pleitos pendientes de su etapa política, algunos menores y otros no tanto, ha cumplido ya alguna condena, como sombra a las luces que dio a una Ciudad que estaba parada en el tiempo, cuando accedió al despacho de la alcaldía. Cuando se habla de él sigue despertando pasiones encontradas. La perspectiva de los años hace que algunos que tuvo a la contra, hoy le reconozcan los pasos que dió. Y otros lo contrario.

| Hernán Díaz, enfervorizado, durante un mitin en la sede de IP que ocupó el antiguo edificio de Porto Moda.

Aquella forma de gobernar

No es lo mismo gobernar en los noventa que gobernar en la segunda década del siglo XXI, donde algunas jugadas hábiles para beneficio de El Puerto del regidor de entonces, no tendrían cabida en la actualidad.  Únicamente en la calle sigue hablando Hernán de política, con muchas personas que aún le paran y le preguntan qué hubiera hecho él en tal o cual problema de los que surgen en la Ciudad.

| Estas dos imágenes se corresponden con su primera y última etapa en de la  alcaldía. 

| Hernán Díaz, en la actualidad. Foto: Hernández Hortelano. Fuente: Diario de Cádiz.

Atrás quedan los enfrentamientos sonados con los ecologistas, el Obispo Bellido Caro por el manto de la Patrona –manto premiado en una convención internacional de gremios--, asociaciones y políticos e instituciones a izquierda y derecha, con los que no tenía empacho de tildarlos en público con adjetivos ocurrentes e incluso fuertes. “Reconozco que alguna vez mi boca me traicionó”. Su carácter merece el calificativo de ‘genio y figura’, aunque a veces sacara el mal genio. Quizás haga falta más tiempo para juzgar desde la perspectiva de la historia su labor como regidor, la transformación que produjo en la Ciudad tras años de paralización --expansivas para unos, restrictivas para otros--, su legado tras tres lustros de alcalde. Los Ayuntamientos y la Corona, son las dos instituciones de gobierno más antiguas que aún continúan en España.

15 comentarios en “3.683. Hernán Díaz Cortés. El alcalde que más tiempo gobernó desde la fundación de El Puerto: 15 años

  1. Salvador González Mateos

    Las historias de Hernán, son controvertidas, muchas que demuestran unos reflejos y sentido de la oportunidad increíbles, historias osadas que quizás nunca se conozcan . Si las paredes del.despacho de la alcaldía hablarán, los colores de le subirían a más de un@.

  2. Maki Popi

    No se podia arreglar la casa i llego el i la arreglo lo k le pudo dar tienpo la mitad dos cojones hernan

  3. Paco Tieso

    Si Hernán no hubiera sido alcalde del Puerto habría que haberlo inventado. Si no le hubiera echado valor, todavía estaríamos sin variantes y sin las grandes obras públicas. Me hubiera gustado a mi saber como hubiera afrontado la crisis de la que se supone que estamos saliendo. A espabilao no le ganaba nadie y seguro que se hubiera buscado las papas para salir adelante. Tenía olfato político. Y creo que aún lo tiene cuando le preguntan

  4. Fernando Álvarez Soto

    Algunos siguen repitiendo aquello de que los comerciantes se negaron a que vinieran franquicias y al parecer todo salió de este regalito que estuvo de alcalde 15 años más de los que debería y que por cierto nació en 1939, ya puesto a quitarse años se hubiera quitado alguno más. Es mentira que ningún comerciante dijera eso.
    Lástima de Puerto en las manos que estuvo.

  5. Francisco Andrés Gallardo

    La Historia no sé si lo juzgará. El presente al menos, sí. Este Puerto de Santa María condenado a la ruina para varias generaciones está hecho a imagen y semejanza de una persona de limitados conocimientos e ilimitada osadía

  6. Sandra Iñigo Sánchez

    Este fue el que dejó hacer y deshacer todo lo que todo el mundo quiso sin frenar nada ,ahora toca ver nuestra ciudad con el centro despoblado , cormecios cerrados , fachada a en ruina .
    Y si que fue bueno por.que ayudo a muchas personas a poder tener un techo digno , pero no todo vale , ahora toca pagar las cosecuencias , aunque tengo que decir que tenía buen corazón de ay que muchas gentes se aprovecharan de él y su cargo ahora se ve solo ,mejor dicho con los que verdaderamente lo quieren de verdad su familia.

  7. Alejandro Gil Gallardo

    Un alcalde nefasto y tóxico para El Puerto. La decadencia actual de la ciudad nace de su pésima gestión.

  8. Maria Jesús Vela Durán

    Algunos sabéis que mis padres tuvieron una frutería en la Placilla, pues bien trabajaron lo indecible porque el lema de mi padre era poner poco margen de ganancia, pero vender mucho.Fue uno de los primeros en firmar contrato a la Base de Rota, amen de Hoteles, Restaurantes,Bares y por su puesto a muchísimo publico.Durante décadas, fue una de las mejores frutería de la provincia, puesto que le vendíamos a comerciantes de otras ciudades.Fueron unos años de locura, porque estábamos sobrepasados de trabajo, pero se atendía siempre con amabilidad y respeto y he de decir que nuestro género era buenísimo.Para no extenderme más, os diré que a pesar de que mis padres fueron extraordinarios compañeros con otros comerciantes , porque se esforzaban al máximo cuando le pedían algún favor, no le faltaba " algún enemigo" supongo que a causa de la competencia, o eso quiero creer.Pues bien, acostumbrábamos a poner en la calle delante del escaparate en una estructura de hierro la fruta de temporada, por aquel entonces no había cámaras y he de decir que era un espectáculo.Bueno, pues llegaba el inspector de sanidad, y nos multaba y decomisaba el género creo recordar que supuestamente por la contaminación que pudiera sufrir al estar expuesto en la calle.Calle por la que no pasaban coches y por lo que parecía venía solo a nosotros, porque a los otros puestos no los multaba o al menos esas eran las noticias que nos llegaban.Aun hoy día me pregunto, que criterio tenian, para decomisar el género "por posible contaminación" y se permitía los cuatro puestos de churros en la calle Ganado dos frente a la Pastora y otros dos en la confluencia de: Ganado, Vicario y Cielo .A mi me sigue sin entrar en la cabeza, porque la verdura y la fruta se lavan, pero los churros no y ademas ya sabemos el trafico que tenía y tiene esa calle..Valla por delante todo mi respeto por todos los que vendían honradamente sus churros y por Charo que sigue vendiéndolos y ojalá por muchos años y por los inspectores pues tendrían su criterio, sus normas o su verdad..Con la entrada de Hernán se podría decir, que tuvimos unos años de tranquilidad. No es que no nos inspeccionaran, lo hacían, pero se acataba como siempre lo que nos mandaran hacer sin más problema. No sé, si tuvo algo que ver o no, pero desde luego desde mi desconocimiento, esa época fue tranquila para la mayoría de comerciantes.Por eso y por si acaso se lo agradezco en nombre de mi familia.

  9. Paco Tieso

    A mi me gustaba mas la serie "El Tunel del Tiempo". Volver al Puerto de Juan Manuel Torres y ver donde colocó a nuestro pueblo, junto al resto de partidos, para que una figura como Hernán saliera a la palestra y triunfara sobre las cenizas que había dejado Torres.

  10. Juan Mateo

    Fue un personaje muy controvertido. Posiblemente el alcalde más mediático de nuestra ciudad, el que más apoyos tuvo y creo que no fue el que más detractores. Sin embargo Hernán Díaz sufrió un contratiempo inesperado que le llevó a "morir de éxito": Vivió la época en que nuestro municipio abandonó sus complejos de pueblo y pasó a ser ciudad, y el que es buen alcalde para un pueblo, puede no serlo tanto para una ciudad.

    Aunque provocó algunos episodios sonrojantes, a mi me pareció un alcalde honesto en su momento..

  11. Rafael Galán Gómez

    El único alcalde de los últimos tiempos que puso el puerto donde debería estar.
    Dio luz y agua a muchas personas, ayudo a quien más lo necesitaba.
    Las grandes empresas no se instalaron en el puerto por culpa de la asociación de comerciante que se opuso porque desian que le quitarían los clientes, no fue culpa del alcalde.
    Ami personalmente me lo comentaron dos concretamente,
    Fue muy poca vista por parte de ellos.

Deja un comentario