Saltar al contenido

4.884. Adriana Leon Anderson. Experiencias turísticas a la medida

Adriana Leon Anderson, joven emprendedora, nació en la Base de Rota en 1988 y, al cumplir los ocho años, se trasladó junto a su familia a El Puerto de Santa María, en concreto a Villa Lorenzo, donde sigue viviendo a día de hoy.  Hasta los 13 años estudió en El Centro Inglés, aunque finalizó su etapa escolar en Stuttgart (Alemania), a donde se mudó su familia por razones laborales.

1988
El año de su nacimiento la población era de 62.285 habitantes. Era alcalde de El Puerto el socialista Juan Manuel Torres Ramírez (nótula núm. 827 en GdP) quien interrumpió sus vacaciones en Gijón para apoyar moralmente a los familiares de las víctimas de la explosión de la Alcoholera de El Puerto. Felipe González Márquez, presidentes del gobierno de España y José Rodríguez de la Borbolla, del de la Junta de Andalucía respectivamente, llamaron para interesarse por el suceso y ofrecer los medios de ambas administraciones. S.A.R. el príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón y Grecia, que estaba regateando en la Semana Náutica Internacional de El Puerto alojado en el hotel Meliá ‘Caballo Blanco’, mostró su interés, igualmente, por las familias.

| Vista aérea actual de los depósitos de la alcoholera, cuya estructura aún pervive tras la fatídica explosión de 1988.

Fernando Quiñones intervenía el viernes 26 de agosto en la Tertulia ‘El Ermitaño’ y ese mismo día, el Orfeón Portuense ofrecía su VII Concierto de Verano en el Casino Bahía de Cádiz. Unos días más tarde, el lunes 29 de agosto, ingresaba Rafael Alberti en el cuerpo de académicos de número en la Academia de Bellas Artes ‘Santa Cecilia’, con un recital poético ofrecido en su antiguo colegio de San Luis Gonzaga.

| En el patio de armas del Castillo de San Marcos.

Volviendo a nuestra protagonista, como curiosa e inquieta que es, su periplo viajero continuó, ya que realizó sus estudios universitarios en la Webster University, situada en Laiden, (Países Bajos). Allí cursó Relaciones Internacionales y «fue donde empezó mi fascinación por la historia, cultura y políticas del mundo».

Ya graduada volvió a El Puerto y trabajó para los militares americanos en la Oficina de Educación, en la Base Naval de Rota, mientras estudiaba un Master en Recursos Humanos. Esta labor le permitió volver hacer la maleta y marcharse a Afganistán, donde trabajó en una de las bases americanas durante unos meses.

| Experiencia enogastronómica en Toro Tapas.

Para realizar unas prácticas relacionadas con su master en el ‘Food Bank’ o Banco de Alimentos, volvió a coger el avión y se desplazó hasta Texas (Estados Unidos). Cuando finalizó aquel periodo, volvió a mudarse, esta vez a Saint Louis, en el estado de Missouri (EEUU), donde trabajó en el Departamento de Recursos Humanos para la empresa Cushman & Wakefield.

Llegados a este punto y, después de permanecer en la citada empresa casi un año, tomó la decisión de volver a El Puerto, entre otras cosas porque echaba de menos mi casa y la vida de Cádiz».

| En un casco bodeguero.

La decisión de regresar a nuestra Ciudad le llevó a plantearse como enfocar su vida profesional y, después de darle varias vueltas se unió a su amiga Macarena García-Conde (ver nótula 4.812) para crear una empresa que diseña experiencias privadas, en inglés, para los turistas que venían a la provincia de Cádiz. «--Observamos que la oferta turística en la zona en este idioma era escasa y que podíamos ofrecer a los visitantes todo nuestro potencial, ya que tenemos de todo: una historia fascinante, cultura sobrecogedora, gastronomía única que a todos encanta, y el vino es maravilloso. Y además vivimos en un paraíso con kilómetros de playas donde el sol brilla casi todos los días del año.  Esta zona es tan desconocida que me encanta cuando la gente se sorprende por no haberla conocido antes».

De esta forma, nace el proyecto Discover Costa de la Luz (@discover_costa_delaluz y en Facebook), que organiza, en inglés, rutas culturales y experiencias a medida por El Puerto de Santa María y la provincia de Cádiz. También se atreven con la organización de eventos gastronómicos, que resaltan las delicias de la zonay actividades locales. Estos están dirigidos a visitantes y, a aquellos extranjeros que viven entre nosotros y desean descubrir todo lo que la ciudad que les acoge les puede ofrecer.

«--De todas las iniciativas que he podido hacer estoy encantada de trabajar en esta, porque en realidad, no es un curro es vivir una experiencia continúa con nuevos amigos en un lugar que quiero» comenta Adriana León, mientras prepara actividades de todo tipo de cara a las Navidades y seguir sorprendiendo con experiencias únicas. | Texto: P.G.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido