351. ISAAC PERAL. Y la Fábrica de la Luz.

isaac_peral_caballero_puertosantamariaElectra-Peral dio luz eléctrica a la Ciudad hace 115 años. Lo bombilla comenzó a sustituir entonces, al mechero de gas. Este año se cumplen pues 115 de la inauguración de la 'Fábrica de la Luz' de El Puerto. La electricidad entraba en nuestra Ciudad pronto, muy pronto: antes que en otras poblaciones importantes. Hubieron unas causas que lo explican todo, como vamos a ver.

Durante el úlitmo tercio del siglo XIX se desarrolló en Europa la llamada 'segunda revolución industrial'. Sus principales manifestaciones fueron el motor de combustión y la electricidad. Esta última se vislumbraba ya como una forma de energía de enormes posibilidades, en la que el gas encontraría una terrible competidora. El alumbrado eléctrico por medio de lámparas de arco superaba en todo al alumbrado de gas por medio de mecheros industriales, incluido el precio, que lógicamente era un factor básico. Las investigaciones sobre la electricidad tenían tras sí una larga historia en este período del siglo pasado, pero fue la lámpara incandescente de Thomas Alva Edison y su equipo en 1879, la que posibilitó la aplicación comercial de la electricidad al alumbrado y, por consiguiente, su uso generalizado en un plazo variable, condiconado al grado de desarrolllo de cada país.

electra_peral_03_puertosantamaria

LA ELECTRICIDAD LLEGA A EL PUERTO.
Tan solo quince años después del inicio -propiamente dicho- del alumbrado eléctrico, este sistema se instalaba en El Puerto a instancias de Isaac Peral y Caballero y de sus amigos políticos en la Ciudad. Ello era así cpor varias acausas. Una, por la simpatía que Issac Peral sentía por El Puerto, por cuyo distrito fue elegido en sucesivas ocasiones diputado a Cortes, aunque finalmente el caciquismo impidiese que tomara posesión de su acta en el Congreso. Otra, la utilización de la fábrica de alumbrado, como arma política en contra de los adversarios, por parte de los peralistas portuenses. Finalmente --aunque no quiere indicarse un orden de importancia al respecto--, hay que considerar también el legítimo interés económico que tenían en el proyecto el propio Peral --retirado ya de la Marina-- y sus socios. En Enero de 1894, Peral solicitaba autorización al Ayuntamiento de El Puerto --y éste se lo concedía-- para instalar una "fábrica de alumbrado eléctrico" con su correspondiente red de cables y alambres aéreos. El alumbrado de gas comenzaba a contar sus días de vigencia en El Puerto.

electra_peral_puertosantamaria

En la imagen, la Electra-Peral Portuense el 9 de agosto de 1914.

"LA FÁBRICA DE LA LUZ"
En abril de ese mismo año de 1894 comenzaron las obras de la popularmente conocida como "fábrica de la luz", en el número 78 de la calle Larga, que fuera de Francisco Piña. Durante varios meses se procedió a la adaptación de la casa para su nuevo uso, así como a la instalación de las calderas, máquinas de vapor, dinamos, alternadores y demás maquinaria precisa para la producción y distribución de electricidad. Simultáneamente se trabajaba en el tendido del cableado aéreo y se iniciaba la actividad comercial de la empresa entre la población portuense, a fin de lograr los primeros abonados al suministro de electricidad.

electra_peral_02_puertosantamariaLa empresa que acometió este proyecto de electrificación para la localidad, denominada Sociedad Electra-Peral Portuense, estaba presidida por Isaac Peral y Caballero, tenía por gerente a Julio Fortunaty y por director de la fábrica al ingeniero electricista belga Alberto Oetthly. Otro de sus directivos era Aniceto Abásolo, colaborador de Isaac Peral. En una situación de grave crisis económica, como la que entonces se vivía, [los ciclos repiten, ahora estamos inmersos en otra crisis] la "fábrica de la luz" fue un proyecto doblemente beneficioso para El Puerto. Con él la Ciudad se dotaba de una moderna forma de energía, con cuanto ello suponía de posibilidades de desarrollo y, por ende, de mejora de la caldiad de vida. A corto plazao, además, contribuyó modestamente a aliviar parcialmente el dramático paro obrero existente en la época.

electra_peral_04_puertosantamaria

DOS FECHAS LUMINOSAS.
El 15 de agosto y el 8 de diciembre de 1894 fueron fechas claves para el alumbrado eléctrico en El Puerto. Aunque en el verano la central eléctrica continuaba aún en obras, en colaboración con el Ayuntamiento, realizó un esfuerzo para dar alumbrado eléctrico a las veladas festivas en honor a la entonces popularmente llamada Virgen de Agosto. Fue así como 19 arcos volt´´aicos iluminaron el Paseo de la Victoria y el tramo de la calle Larga comprendido desde este punto hasta la plaza Peral. Se trató de un ensayo prolongado del nuevo sistema de alumbrado eléctrico, porque la central no entró en funcionamiento --plenamente-- hasta el sábado día 8 de dici8embre de 1894, festividad de la Inmaculada Concepción, tras las pruebas llevadas a cabo dos noches antes en unas casas particulares de la calle Luna. Para El Puerto fue un día doblemente festivo; para los peralistas portuenses, enfrentados visceralmente con los partidos dinásticos, un éxito más de Isaac Peral, del que procuraban obtener dividendos políticos. Al día siguiente, domingo, se celebró un banquete en el hotel Vista Alegre en el que ya lucía el alumbrado elécttrico. A partir del lunes, la empresa redobló su actividad comercial, ofreciendo, hasta el 15 de enero de 1895, un 8% de descuento sobre el importe de las instalaciones pagadas al contado. En los días inmediatos se anunciaban los enganches del Casino Portuense y del colegio de San Luis Gonzaga, en el que se estimaba que se colocarían alrededor de 300 lámparas. El alumbrado eléctrico comenzaba a correr a la velocidad que le es propia.

subamarino_isaac_peral_puertosantamaria

Con motivo de la botadura del submarino Peral en aguas de la Bahía de Cádiz, se le ofreció en El Puerto un banquete con 21 platos de la gastronomía local, según el periodista y escritor Dionisio Pérez.

DEL SUBMARINO A LA ELECTRICIDAD.
El reconocimiento y la fama le llegaron a Isaac Peral, en vida, merced a su invención del submarino. Pero, aparte de esta importantísima contribución científica, durante los últimos años de su corta vida desarrolló una meritoria labor en el campo de la electricidad. El proyecto del submarino no sólo fue, por desgracia, fuente de parabienes, sino de pesares. Por causas que sería prolijo señalar aquí, las estancias responsables de la Marina Española rechazaron el proyecto de Peral: un error del que aún se lamentan quienes se encuentran más cercanos al asunto.

isaac_peral_abanico_puertosantamaria

Hecho de papel y madera, el abanico que se muestra en la imagen se entregó como recuerdo a las señoras que asistieron como invitadas en el acto de botadura del submarino Peral en  aguas de la Bahía de Cádiz, el  8 de Septiembre de 1888, día de la Virgen de los Milagros. Se puede leer en el abanico, cuando está cerrado, con letras doradas y grabadas: 'Recuerdo' por un lado y por el contrario 'Botadura'.

De resultas del injusto trato recibido, pidió y obtuvo la retirada de la Marina en 1891. A partir de entonces, Isaac Peral se dedicó a la investigación eléctrica y a la aplicación de esta nueva forma de energía en nuestro país. Trabajó como ingeniero electricista de la compañía alemana Lewy y Cohetaler, pero pronto montó una fábrica de acumuladores electrícos de su invención, en la calle Mazarredo, de Madrid. En pocos años montó una treintena de centrales eléctricas o fábricas de electricidad en otras tantas ciudades españolas (Alicante, Murcia, Cádiz, Zaragoza, Tudela, Almería, ...), entre ellas la de El Puerto, hace ahora 115 años. (Textos Javier Maldonado Roso).

12 comentarios en “351. ISAAC PERAL. Y la Fábrica de la Luz.

  1. José Antonio Marín

    El submarino que aparece en la ilustración no es el inventado por nuestro querido Isaac Peral. Se trata del primer submarino comprado para la marina española, sobre 1920, y que fue bautizado como Isaac Peral. Es un error muy común. Hay que recordar que el submarino inventado por Peral, data de 1888.

  2. Depina

    En ningún caso he pretendido criticar a los Sres. Morillo y Suárez a los que respeto y admiro. Si de alguna manera han entendido mi comentario como un crítica nada mas lejos de la realidad y de mi intención y les pido disculpas a ambos. El trabajo que están haciendo por El Puerto, tanto desde ésta página, desde el Diario o desde sus propios trabajos, no tiene precio y repito gozan de toda mi admiración y respeto. Vivo en el Puerto , quiero al Puerto y me duele el Puerto.Tanto el Sr. Morillo como el Sr. Suárez gozan de un poder de convocatoria que para si quisieran los políticos de nuestro Ayuntamiento y lo que he pretendido con mi comentario es que lo aprovechen y nos saquen de esta desidia en la que nos encontramos ante los atropellos que sufre nuestra ciudad y que no creo necesario enumerar.

  3. Antonio

    Por lo menos Suárez y Morillo firman sus artículos en el Diario de Cádiz o en esta página, algo que no hace 'Depina' que usa un seudónimo. Y Morillo se la jugó en varias ocasiones con el condenado e inhabilitado ex alcalde, con sus artículos en el Diario de Cádiz proponiendo soluciones a los delitos que se cometían contra el patrimonio histórico de todos los portuenses.

  4. Depina

    Esta es la esencia del natural del Puerto, la discusión banal, bien con un fino por delante o bien con un Pc.
    Todos los comentarios al magnífico artículo de Don Javier Maldonado son como los que siempre he oído y en los que confieso haber participado en EL PUERTO NUESTRO, que si la Calle Larga empieza en Conde de Osborne o empieza en la Plaza de los Jazmines, pero nunca aportando soluciones a la situación de la Calle Larga y del Puerto.
    Estoy totalmente de acuerdo con D. Luis Suárez en que El Puerto lo han demolido casi por completo, pero intentemos ser constructivos y aportemos soluciones.
    Propongo al Sr. Morillo y al Sr. Suárez una nótula emulando la frase de JFK "que puedo hacer yo por el Puerto y no que puede hacer el Puerto por mi" somos 87.603 Porteños/Portuenses y entre todos con pequeños gestos aún podemos levantar El Puerto.

  5. LSA

    A la Redacción: Si todo lo que viene del latín es un cultismo, dígame de qué lengua viene la lengua romance vulgar. Pues del latín. De la lengua romance vulgar se engendró el castellano. Luego la lengua castellana o española, como dice Covarrubias en 1611, se engendró del latín. Pero todo lo que procede del latín no es un cultismo. Generalizar, tiene esas malas consecuencias, querido José María.
    Escudriñar en todos los diccionarios del mundo no da la razón. Solamente en el vigente de la RAE es donde tenemos que mirarnos.

  6. LSA

    Si se quiere hablar como el pueblo ignorante, pues que se hable. Portuense no es un cultismo ¿quièn lo ha dicho? sino una palabra bien cimentada en la historia. Ocurre, a veces, con el diccionario de la RAE que adopta una palabra y ,luego, rectifica porque ha encontrado quien le aporte documentación adecuada sobre el uso de ella. Dime una sola mención del gentilicio porteño en el siglo XIX o en el XIX referida a El Puerto de Santa María. Con documentos. No me hables de los portuenses finos y de los menos finos. Ni de Puerto Real. ¿Porqué no hace una encuesta? Y pregunta:

    1.- ¿Como se llaman los naturales de El Puerto de Santa María? A) Portuenses B) Porteños.
    2.- Cómo oyó usted llamarlos en su casa? A) Portuenses. B) porteños.
    3.- Diga su formación: A) Primaria. B) Bachillerato. C) Universitaria. D) de Ciencias. E) de Letras. F) Analfabeto.
    4.- A).- ¿Es natural de El Puerto de Santa María? B).- ¿Desde cuántas generaciones?
    5.- ¿Ha venido a vivir a El Puerto? A) ¿Con qué edad?
    6.- Es usted A).- Funcionario. B) Profesional libre. C) Comerciante. D) Rentista E) Otros

    REDACCIÓN ha escrito: Querido D. Luis es Vd. un cachondo (dicho sea con todo el respeto que Vd. sabe me merece). Portuense, como bien sabe y está escrito en el diccionario de la RAEL, proviene del latín 'portuensis' que, como bien conoce es un cultismo. Por mas señas de Letras.
    Las pruebas las están peinando y estarán a disposición de los lectores en breve. Por escrito, claro. ¿O es que le parecen pocas pruebas las del diccionario de la RAEL durante los siglos XIX y XX, desde 1894 hasta 1989?
    Otro día que tenga más tiempo le voy a pasar las definiciones de otros diccionario, si no oficiales si al uso, con sus definiciones, ofrecidos por un amigo común:

    Diccionario Ensencia de la Lengua Española. Real Academia Española 2oo6.
    Enciclopedia del Idioma, por Martín Alonso. 1958.
    Diccionario de la Lengua Castellana. por D.E. Marty. 1871.
    Diccionario Enciclopédico de la Lengua Española, por una Soc. de Personas Especiales.
    Diccionario Hispánico Manual. S. XX
    Nueva Enciclopedia Larousse. Ed. Planeta. 1981.
    Dicccionario Enciclopédico Abreviado. Espasa Calpe. 1957.

    .

  7. TRR

    Por cierto, en los diccionaios de la Real Academia Española, a lo largo de su historia, nunca han aparecido las palabras ubriquense ni ubriqueño.
    ¿ Por que será ?.

  8. Redaccion

    El pueblo llano, ese al que llaman en los diccionarios 'el vulgo', el que no sabe leer y escribir --nótense el gran analfabetismo reinante en el XIX-- ese que hablaba sin refinamientos y no dejaba cosas escritas, se refería a si mismo como 'porteño'. Quizás por eso no quedan referencias escritas, pero seguro que la encontraremos, aunque no sea por internet. Posiblemente portuense fuera un cultismo huyendo de la confusión que pudiera darse con otro vecino pueblo fundado por los Reyes Católicos. A los porteños finos de entonces no les gustaba que los confudieran con la Villa de Puerto Real.
    Mi amigo Modesto Barragán me habla de que en su pueblo natal, Ubrique, existe el mismo debates: sin son Ubriqueños o Ubriquenses.
    Y digo yo, da lo mismo que lo mismo da, que nos llamemos de una forma u otra, o las dos, y que una recupere el habla de la calle de entonces, y la otra se mantenga por culta y dominante. Queda dicho.

  9. LSA

    Mariano López Muñoz, escritor que colaboraba en la REVISTA PORTUENSE, fundada en el último tercio del siglo XIX, escribe y has reproducido en la cita a la derecha de esta página web:" Un hijo de castellanos cántabros, nacido aquí, dirá siempre que es portuense".

  10. LSA

    ¿En qué quedamos? ¿Somos portuenses por el Racing?
    En 1894 se funda la Electra Peral PORTUENSE. Uno de los primeros en tener electricidad en El Puerto es el Casino PORTUENSE.
    El Racing no pensaba mi en existir en esas fechas.
    Hay más, el manifiesto para la proclamación de la Primera República en El Puerto comienza "!PORTUENSES¡" etc.

Deja un comentario